Familiares y  amigos de María Paola Vargas, quien falleció el pasado sábado, víctima, supuestamente, de los ataques perpetrados por barristas de Universitario de Deportes mientras viajaba en un vehículo de transporte público, participan en el frontis del Palacio de Justicia (Cercado) de una vigilia en su memoria, a fin de exigir a las autoridades encuentren y sancionen a los responsables.

"La familia está confundida", dijo Brenda Ortiz, tía de María Paola, quien sostuvo que no recuperarán a su sobrina pero espera se haga justicia.

Con pancartas y rosas blancas en mano más de un centenar de personas se congregaron para recordar a Vargas Ortiz, toda vez que esperan se convierta en símbolo de la paz.

Los asistentes expresaron su rechazo a las denominadas "barras bravas" y exigieron justicia al presidente de la República, Alan García.

Uno de los asistentes a la manifestación fue el alcalde de Surquillo, Gustavo Sierra, quien aseguró lque no existe política de Estado para desterrar de forma definitiva esta problemática, pues en los colegios no se inculcan valores.

"No existe política de Estado. No hay que ser hipócritas, es un tema de cultura educación y responsabilidades de los padres de familia. Falta valores en los colegios y no hay un curso de Educación Cívica que antes existía", lamentó.

Más de 700 personas confirmaron, a través de la red social Facebook, su asistencia a la vigilia.

La manifestación se inició a las 18:30 horas y se prolongará hasta las 00:30 del sábado 31.