Judith Cruzado

El dirigente de las rondas descentralizadas de Cajamarca, Fernando Chuquilin Ramos, desmiente haber participado en las agresiones a una pareja de ancianos quienes defendían un manantial de agua en el barrio La Tulpuna, el mismo que beneficia a más de 60 familias.

Chuquilin criticó a sus opositores Gabriel Gonzales y Ernesto Terrones, quienes serían los que están realizando una campaña de desprestigio contra su persona, por ello pidió que el caso se investigue para conocer a los verdaderos responsables del castigo que recibieron estas personas.

Refirió que al momento de la intervención él se encontraba reunido con los ronderos de la avenida Independencia discutiendo la instalación de la Casa de la Juventud en la zona.

Lea más noticias de la región Cajamarca