El magistrado del Tribunal Constitucional, Fernando Calle, reafirmó que desconoce a cuánto asciende la deuda de los bonos agrarios, pero subrayó que "se debe tener la convicción de modular la sentencia cuando pueden tener una influencia política y económica".

Calle, quien votó en contra de los bonos agrarios en el Tribunal Constitucional, había dicho también en RPP Noticias que la resolución, que ordena al Ejecutivo reglamentar el pago de bonos agrarios en un plazo de seis meses, solo formaliza un tema que ya se estaba ejecutando. "Esta es una sentencia planteada en el año 1996 y resuelto el 2001, entonces tiene más de diez años", refirió.

El magistrado recordó que el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, señaló que se está cumpliendo con el pago de los bonos agrarios y que ha estado colaborando. "Esto puede significar que el pago es factible de realizarse, pero dentro de una decisión político técnica", agregó Calle.

"La ejecución de la sentencia para mí se da hace once años. Cuando la acción de constitucionalidad es acogida por el pleno del TC de ese entonces. En ese momento se ejecuta para mí la sentencia. Luego de 11 años hay que analizar ciertas cosas que corresponden al Poder Judicial", finalizó.