Henry Urpeque

El secretario de los comerciantes ambulantes del Mercado Modelo de Chiclayo (Lambayeque), Polidoro Bonilla, pidió al alcalde que los serenos del municipio sean sometidos a pruebas psicológicas ya que hasta el momento han recibido más de 300 denuncias de ambulantes, por agresión física y haberles quitado su mercadería por vender en las calles.

El dirigente detalló que los serenos golpean constantemente a los vendedores informales, sin mediar palabra alguna por vender en las calles Balta, Arica, Bolognesi, Pedro Ruiz, Saenz Peña, entre otras vías.

“No entiendo qué pasa con estos serenos, están mal de la cabeza, deberían orientan a los informales para decirles que está prohibido vender en la vía pública y no golpearlos, es injusto porque ellos no le roban a nadie, solo se buscan el sustento para sus familias”, finalizó.

Pidió además al gerente de Seguridad Ciudadana castigar a estos malos agentes de serenazgo que en lugar de poner orden, abusan de los humildes comerciantes informales.

Lea más noticias de la región Lambayeque