Henry Urpeque Neciosup

Personal policial de la comisaría de Campodónico incursionó de manera sorpresiva en el pueblo joven Fany Abanto, una de las “zonas rojas” de Chiclayo (Lambayeque), donde habitan fumones que vendían droga a cualquier hora del día, por lo que procedieron a quemar las chozas en las que estos vivían.

La intervención, comandada por el mayor Huber Alva Cabillo, se dio en el sector conocido como “Puente Blanco”, lugar  donde a diario llegan cientos de elementos del mal vivir para vender todo tipo de droga y fumar en pequeñas guaridas instaladas en el campo de propiedad de la Fuerza Aerea.

En el lugar se encontraron varios envoltorios tipo ketes y cigarrillos que habían sido abandonados por los drogadictos. También se encontró cajas de fósforos, colchones en pésimo estado, frazadas y ropa, pero todo fue incinerado por la Policía Nacional.

Fueron moradores de la zona quienes demandaron la presencia de agentes policiales en la zona, pues estos sujetos se drogan en presencia de sus hijos y se dedican a delinquir por la zona.

“Todos los días se drogan esos sujetos a vista y paciencia de todos, muchas veces lo hacen cuando nuestros hijos están jugando. Varios de ellos se drogan  y luego van a asaltar y delinquir”, señaló Andrea Corrales, moradora de la zona.

La policía intervino a dos personas quienes dijeron ser consumidores de marihuana, por lo que fueron derivados hasta la comisaría de Campodónico, donde quedaron en calidad de detenidos.

Lea más noticias de la región Lambayeque