Foto: Francescoli Mi

Como una medida justa calificó el electo congresista por la región Áncash, Heriberto Benítez, la destitución de cuatro fiscales anticorrupción que días atrás allanaron una vivienda en la que, supuestamente, se ocultaban pruebas de los actos de corrupción del Gobierno Regional.

Benítez denunció a los magistrados ante Fiscalía de la Nación por los presuntos delitos de intervención ilegal, abuso de autoridad y secuestro, pues, según dijo, mantuvieron retenida a la dueña del predio, ubicado en la urbanización La Caleta (Chimbote) por 12 horas.

“Han violado los derechos de diez familias y ahora se quieren hacer las víctimas” expresó el parlamentario, quien también negó que haya existido algún tipo de presión política en la decisión que tomó la Fiscalia de la Nación.

Lea más noticias de la región Áncash