RPP/Carlos Carrillo

La familia Paredes Monroy, que viajaba a bordo del crucero que naufragó frente a la costa italiana, fue recibida por familiares y amigos en el aeropuerto Alejandro Velasco Astete de la Ciudad Imperial.

A su arribo al Cusco, los integrantes de la familia denunciaron haber sido maltratados por personal del aeropuerto Jorge Chávez (Lima) y de la empresa aérea LAN Perú, debido a que no contaban con documentos de identificación.

En medio de lágrimas, Milet Paredes afirmó que estuvieron a punto de perder el vuelo a la ciudad del Cusco y lamentó que hayan recibido un trato de esta naturaleza, lo que no ocurrió en otros países.

"Feliz de estar viva en mi tierra, pero lamentablemente recibimos un mal trato. La empresa no nos ha dado las facilidades; en mi país me han tratado peor que en otros países por no tener mis documentos. El maltrato los recibimos al abordar LAN. Casi perdemos el vuelo. Fue un maltrato total", afirmó Milet Paredes.

Los integrantes de esta familia cusqueña, que viajaban en el Costa Concordia, finalmente confesaron estar felices por llegar a la ciudad que los vio nacer.

Con el incansable abrazo de sus amigos, la familia Paredes se trasladó a su vivienda en el distrito de Santiago, con la finalidad de tomar un prolongado descanso.

Lea más noticias de la región Cusco