Foto: Guijes / Reportero W
El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, garantizó que existen los recursos y material logístico requeridos para atender el departamento de Cusco, afectado en varios sectores por lluvias torrenciales, desbordes e inundaciones.

Sostuvo que en este caso la situación no pasa por un tema de recursos sino de una mejor organización en la propia jurisdicción cusqueña, a fin de enfrentar la emergencia con la atención adecuada de los damnificados en función a las competencias que le corresponden a cada instancia.

Señaló que los almacenes de Defensa Civil poseen los implementos que se necesitan, con presupuesto del Gobierno Central, y que se está enviando 20 toneladas con colchones, carpas, picos y lampas, entre otros. No obstante, recordó que estos almacenes son administrados por las autoridades locales.

Descartó que falten alimentos al asegurar que dicho aspecto está cubierto y adelantó que se busca un mecanismo alterno a la vía aérea para llevar alimentos para unos ocho mil pobladores de Machu Picchu Pueblo (antes Aguas Calientes) y dar mayor tranquilidad a la zona.

Velásquez recordó que el gobierno regional tiene 65 millones de nuevos soles en sus cuentas del Banco de la Nación y el municipio provincial 18 millones, y que por decreto de urgencia se autorizó a la región a utilizar sus recursos del canon, al igual que a las comunas provinciales y distritales, por 100 mil y 50 mil soles, respectivamente.

Dijo que hasta la fecha el Gobierno Nacional ha destinado 13 millones 200 mil nuevos soles en la atención en Cusco, con 7.45 millones del sector Agricultura que se van a efectivizar con el seguro agrario, y la entrega de abonos y cobertizos para el ganado.

Remarcó que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones se ha comprometido con la reparación de dos puentes y la instalación de uno por el colapsado viaducto Calicanto, que debería concretarse mañana a más tardar.

Velásquez comentó que funcionarios con capacidad de decisión permanecen en Cusco para supervisar el mejoramiento de las vías, restablecer los puentes y monitorear los viajes de los helicópteros que han evacuado a unos 600 turistas varados en Machu Picchu Pueblo.

"Seguiremos monitoreando la emergencia. El fin de semana iremos para ver si continúa el fluido normal de alimentos, carpas, colchas y agua, y cómo se sigue trabajando en la evacuación (de los pasajeros varados)", manifestó.

"Primero debemos atender la emergencia, luego habrá un proceso de reconstrucción", añadió.

Por mal tiempo, comentó, en lo que va del día no se ha podido reanudar el puente aéreo entre Machu Picchu Pueblo y Ollantaytambo. Enfatizó que el rescate se realiza en base a criterios técnicos: primero las personas enfermas, los niños y las mujeres.

Emergencia en Puno
De otro lado, dijo que el presidente regional de Puno, Hernán Fuentes, ha solicitado la declaratoria de emergencia de su jurisdicción y enviará un informe técnico al respecto. Luego de ello se procederá con el pedido y se viajará a ese lugar y a Huancavelica, donde también hay problemas por las lluvias.