Catorce trabajadores de distintas áreas del Gobierno Regional de La Libertad se encadenaron a una reja que proteje el monumento a La Libertad en la Plaza de Armas de Trujillo, porque desde hace once meses no cobran sus sueldos y exigen al presidente regional, José Murgia, solucionar este problema.

Los protestantes, que manifiestan que han laborado durante el año ad honorem, son de las áreas de Aldea Infantil, programas de asistencia social Proind Trujillo, entre otros, y estaban en planillas en el gobierno regional; sin embargo, los consideran trabajadores del CAS.

Ante esta situación interpusieron una medida cautelar que fue admitida por el Poder Judicial. En tanto, el presidente regional José Murgia les informó que se busca una directiva para cancelar lo adeudado.

Lea más noticias de la región La Libertad