Referencial

Los trabajadores de una fábrica clandestina encargada de procesar alimentos para ganado, ubicada a la altura del cuarto paradero del sector Alto Moche, en el distrito de Moche (La Libertad), frustraron la inspección al local.

Los representantes del Ministerio Público, Dirección Regional de Salud, Policía Ecológica y funcionarios de la comuna local, al no poder ingresar, levantaron un acta de verificación donde dejaron constancia que la fábrica arroja sus desperdicios en los arenales ubicados al costado del cementerio del lugar.

Los pobladores denunciaron que la fábrica opera por más de seis años, y los desperdicios que arrojan forman lagunas que emanan fétidos olores, por ello temen que esta situación afecte la salud de los niños y adultos de la tercera edad.

Lea más noticias de la región La Libertad