RPP/Beatr

El director del establecimiento penitenciario de La Oroya, Dennis Salazar Ordinola, festejó a las madres con misa de salud y exposición de trabajos en  cerámica y carpintería, y señaló que de 173 mujeres 35  son madres de familias.

La misa fue oficiada por monseñor Pedro Barreto, quien además inauguró el taller de cerámica para capacitar a los internos.

Las 35 internas son madres de familia y sus edades fluctúan entre los 19 a 70 años de edad, de las cuales tres de ellas conviven con sus hijos al interior del penal.

Salazar Ordinola manifestó que la mayoría de las mujeres cumplen condena por el tráfico ilícito de drogas, quienes ahora se arrepienten y señalan que lo hicieron por ganar un poco de dinero, sin imaginar que por ello fueron privadas  de su libertad por un lapso de de 8 a 18 años según sea el caso, señaló el titular del penal de La Oroya.

Lea más noticias de la región Junín