Ejercito Peruano

Hace solo unas horas, el general de división Leonel Benigno Cabrera Pino participaba en una acción social por Navidad a favor de los más pobres de Pampa Cañahuas, Pedregal, Quequeña y Quilca en la region Arequipa.

Hasta ayer 26 de diciembre, Cabrera actuaba en la región arequipeña en su calidad de comandante general de la III División de Ejército, pero ya era la carta bajo la manga del presidente Ollanta Humala para reemplazar al almirante José Cueto Aservi como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armdas.

Hoy, tomó posesión de su cargo e inmediatamente saltó el interés de saber de dónde viene, cómo llegó a la más alta esfera del poder militar en nuestro país y cuál es su relación con el jefe de Estado.

Cabrera es un militar de 57 años con una larga experiencia en la lucha contrasubversiva y un amante del deporte. Nació en Quequeña, Arequipa. Estudió secundaria en el colegio militar Francisco Bolognesi en la ciudad blanca.

Actualmente está casado con una ciudadana hindú, es de carácter tranquilo y al parecer no le gusta figurar. Preparado no solo en el riguroso entrenamiento militar, sino también en el manejo administrativo de empresas y grupos humanos. Tiene experiencia en la lucha antiterrorista como jefe del Comando Especial del VRAEM y del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas.

Cabrera tiene un doctorado en Administración y tres maestrías. Una en Ciencias Militares con mención en planeamiento estratégico y toma de decisiones; otra en Defensa Nacional y una tercera en Administración.

Tuvo participación  estratégica en el rescate de los rehenes en la residencia de la embajada japonesa que mantenían cautivos elementos terroristas del MRTA.

En el 1976 tras egresar de la Escuela Militar de Chorrillo inició su carrera de oficial, con el grado de subteniente de infantería. En Panamá, siguió cursos en la Escuela de Las Américas. Lo mismo que en la Escuela de Comandos, Inteligencia, Paracaidismo y Supervivencia en la selva en Brasil.

Es el número uno de su promoción. Ascendió en todos los grados hasta coronel como el número uno y alcanzó el grado de general de brigada por acción de armas por la Operación Chavín de Huántar.  En el 2010 llegó a la comandancia general del VRAE.

Cabe precisar que Cabrera es de la misma promoción que el exconsejero presidencial Adrián Villafuerte.

Hoy sabemos que Cabrera Pino releva en el puesto a Cueto Aservi, quien protagonizó un enfrentamiento con el exdirector de la Policía Nacional del Perú, Raúl Salazar, quien indicó que fue él quien le ordenó custodiar la casa de Óscar López Meneses.