Seis turistas extranjeros de Argentina, Brasil, Chile y Francia fueron arrestados por entrar a zonas prohibidas de Machu Picchu. | Fuente: Policía

Los turistas extranjeros que fueron detenidos por atentar contra el patrimonio en la ciudadela inca de Machu Picchu serán deportados, a excepción de uno de ellos que responderá ante la Justicia por presunta extracción ilegal de bienes culturales.

El ciudadano argentino Nahuel Gómez (28) permanece en el distrito de Machu Picchu mientras es sometido a las diligencias del Juzgado de Paz Letrado e Investigación Preparatoria de dicha jurisdicción.

Los demás turistas implicados lo señalan como el principal responsable del daño ocasionado en el Templo del Sol. Por ello, será investigado por la presunta comisión del delito de destrucción de los bienes del Patrimonio Cultural Prehispánico.

En tanto, las autoridades de extranjería iniciarán el trámite de expulsión de los demás turistas intervenidos. La orden se ejecutaría el miércoles por la tarde mediante la vía terrestre.

Policía señala el daño causado en el piso del Templo del Sol. | Fuente: Policía

El último domingo, las autoridades detuvieron a los argentinos Nahuel Gómez (28) y Leandro Sactiva (32), junto a la francesa Marion Lucie Martínez (26), el chileno Favián Eduardo Vera (30), los brasileños Cristiano Da Silva Ribeiro (30) y Magdalena Abril (20).

Los seis turistas detenidos supuestamente entraron a zonas prohibidas de la ciudadela y dañaron el famoso Templo del Sol. Las autoridades los acusan de provocar en el recinto una "fractura de un elemento lítico, que se desprendió de un muro cayendo desde seis metros y provocando una hendidura en el piso".

La dirección regional de Cultura aseguró además que algunos de los seis turistas habían defecado en el lugar sagrado.

El Templo del Sol tiene forma de torreón y, en algunos sectores, el ingreso está prohibido por el estado de conservación en que se encuentra.

 

¿Qué opinas?