En Perú hubo 64 casos de feminicidio en lo que va del año, aunque las cifras están decreciendo desde el 2009 gracias a una mayor decisión de denunciar a los agresores, afirmó la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Aída García Naranjo.

En rueda de prensa con corresponsales extranjeros, García Naranjo afirmó que "estamos ante cifras dramáticas", por lo que el asesinato de mujeres por parte de sus parejas ha sido puesto como uno de los temas prioritarios en la agenda presidencial de Ollanta Humala.

De acuerdo a las cifras del ministerio, de enero a noviembre de este año hubo 121 casos de violencia extrema contra la mujer, de los cuales 64 terminaron en la muerte de la víctima (feminicidio) y 57 quedaron en grado de tentativa.

En 2009 hubo 108 casos de feminicidio y 95 en el 2010, lo cual representa una tendencia decreciente pero que no puede ser festejada, apuntó la ministra de la Mujer.

García Naranjo opinó que en la actualidad "es valorada la intervención (del Estado)", a través de la atención en los 138 Centros de Emergencia Mujer (CEM), para conseguir auxilio y atención ante los casos de violencia contra la mujer, niños y adolescentes.

"Se concilia menos con el tema de la violencia, eso hace que las mujeres estén dispuestas a denunciar más", dijo la ministra peruana.

García Naranjo informó que el año pasado se presentaron 95.000 denuncias por distintos casos de violencia e inseguridad ciudadana, de las cuales 85.000 fueron hechas por mujeres.

Una de las medidas aprobadas esta semana por el Gobierno es el proyecto de ley contra el feminicidio, que incrementa la sanción a 15 años de prisión, y extiende su aplicación para todo tipo de relación de pareja y exparejas.

El filicidio

En cuanto a filicidios, la viceministra de la Mujer, Rocío Villanueva, presente en la rueda de prensa, explicó que las bases de datos no registran la relación entre el agresor y la víctima, y por lo tanto "no se puede obtener respuesta" sobre el número de casos de niños asesinados por sus padres.

Uno de los últimos casos de filicidio que ha conmocionado a Lima fue el de una niña de 9 años asesinada brutalmente por su madre, a quien ya se había denunciado por maltrato físico y que había perdido su custodia legal.

Villanueva informó que el ministerio está trabajando para fortalecer el seguimiento de los casos denunciados en los CEM para saber si las denuncias de agresión contra menores, tramitadas ante la policía, llegaron a la fiscalía y al Poder Judicial.

Según la viceministra, ese seguimiento es necesario porque "las autoridades también tienen que responder por el inadecuado manejo de estos casos de violencia, que acaban en la muerte de las víctimas".

Villanueva dijo que ha tomado como referente la experiencia española, porque, en su opinión, "es el único país en el mundo en que el Poder Ejecutivo ha liderado un combate a la violencia de género a través de distintos ministerios".

La viceministra subrayó que "en España se ha logrado reducir el numero de mujeres agredidas y que son asesinadas porque el Estado actúa", lo cual intentarán replicar con el seguimiento a las denuncias por estos casos en Perú.

EFE