El ministro de Defensa, Luis Alberto Otárola, desmintió hoy que haya solicitado el retiro de los controladores aéreos extranjeros que laboran en el país de manera temporal, y recalcó que el servicio para los pasajeros en los aeropuertos nacionales no se verá perjudicado.

“Quiero en honor a la verdad informar a la opinión pública que ni el premier ni quien habla hemos expresado oposición para la contratación de controladores aéreos extranjeros, que es una medida temporal y de emergencia, que permite asegurar el transporte aéreo”, subrayó.

Descartó, asimismo, que el trabajo de los controladores aéreos extranjeros vulnere la seguridad del país y, por el contrario, afirmó que permitirá la normalidad en las actividades de navegación aérea.
“Son profesionales que independientemente de su nacionalidad van a garantizar que este servicio se siga prestando”, sostuvo.

El ministro de Defensa manifestó que el paro del sindicato de controladores aéreos no tiene por qué afectar a los pasajeros nacionales y extranjeros.

El Poder Ejecutivo declaró en emergencia por un plazo de 60 días los servicios de control de tránsito aéreo en todo el territorio nacional, a fin de velar por el normal funcionamiento ante el anunciado paro del sindicato de controladores aéreos.

Dicha medida, permite la contratación y autorización de personal aeronáutico extranjero que cuente con licencia para prestar servicio de control de tránsito aéreo.

El gremio de controladores aéreos inició una paralización en demanda de mejoras salariales iniciada el miércoles 22 de este mes.