Foto: Referencial
La explosión de un balón de gas en un depósito clandestino terminó con la vida de una niña de cuatro años y dejó al borde de la muerte a su tía, informó el corresponsal de RPP en Chimbote, Manuel Sarango.

Una pesada puerta de metal le cayó y le destrozó el cráneo en instantes en que la menor jugaba en la puerta de su vivienda; luego que en el depósito clandestino de balones de gas, de Jorge Quesada Arteaga, explotara uno de los casi 70 balones que almacena negligentemente en el asentamiento humano "Corazón de Jesús" en Chimbote.