Perú expuso ante juez razones para devolución de piezas arqueológicas

Representación legal sostuvo audiencia en Corte Federal de EEUU. en Connecticut donde expuso argumentos claves para que la Universidad de Yale proceda a la entrega de las piezas.
Foto: Presidencia de la Rep

El Perú dio un nuevo paso en su litigio contra la Universidad de Yale ante una Corte Federal de Estados Unidos, durante una audiencia de cinco horas en Hartford, Connecticut,  que se realizó el 17 de septiembre del 2010 y en donde la defensa peruana expuso la mayor parte del tiempo sus argumentos. 

El Perú busca la devolución por parte de Yale del patrimonio cultural que incluye piezas arqueológicas, fragmentos y restos humanos tomados de Machu Picchu y sitios aledaños.

El caso procede ante el juez Thompson en la Corte Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Connecticut en el estado de Connecticut, donde se encuentran las piezas y materiales en litigio.

La audiencia trató sobre la moción para desestimar el caso presentado por Yale, que solicita que la corte rechace las pretensiones del Perú en base a una interpretación limitada de las normas procesales locales.

La Universidad de Yale argumentó que las pretensiones del Perú han prescrito en base a la legislación de Connecticut y enfatizó que dado el tiempo trascurrido, el Perú debe pasar la página.  

El Perú rechazó tajantemente estos argumentos señalando que tanto la ley peruana como la del estado de Connecticut demuestran que los derechos de este país no han prescrito.

A continuación presentó hechos que –según el Perú- confirma sin lugar a dudas, que el patrimonio cultural debe ser devuelto.

- Antes y desde las expediciones que retiraron las piezas y material arqueológico del Perú, la ley peruana ha establecido que el patrimonio cultural, incluyendo las piezas y material arqueológico de Machu Picchu, son de propiedad del Perú.

- La National Geographic Society y Yale realizaron las expediciones conjuntamente. Ambos reconocieron, en su momento, que las leyes del Perú eran las aplicables; y solicitaron y obtuvieron permisos para excavar y exportar las piezas y material arqueológico de conformidad con la ley peruana. Yale también reconoció que eran de propiedad del Perú y debían ser devueltos.

- El Perú emitió decretos en los años 1912 y 1916 que permitieron la exportación de ciertos materiales arqueológicos con la expresa obligación de que fueran devueltos.

- Yale todavía retiene las piezas y el material arqueológico a pesar de las solicitudes del Perú para que sean devueltos.  Anteriormente, señaló ante la corte que ya había cumplido con su obligación de devolver las piezas y material arqueológico; sin embargo, durante la audiencia oral reconoció que no había devuelto todas las piezas y material arqueológico habiendo iniciado -supuestamente- así la prescripción.

- En varias ocasiones, Yale se presentó como administrador de los materiales arqueológicos,  no como propietario. En la sesión dijo que no pedía desestimar el caso por algún derecho de propiedad superior al peruano sobre las piezas y material arqueológico.

- La National Geographic Society ha reconocido durante mucho tiempo que las piezas y material arqueológico pertenecen al Perú y deben devolverse.  Un representante de la National Geographic Society estuvo presente en la audiencia en apoyo de la posición peruana.

La decisión está aún pendiente en la corte federal.