Referencial/RPP

Benita Vilca Vica (40) fue detenida el fin de semana por efectivos de la Policía Judicial de Juliaca, provincia de San Román (región Puno), luego de contraer nupcias en el templo La Merced de esta localidad, por tener 20 requisitorias vigentes en su contra.

La comerciante era buscada desde hace tiempo por la justicia por estar vinculada con los delitos de tráfico ilícito de drogas y lavado de activos. Vestida de blanco fue trasladada a la carceleta de la sede del Poder Judicial y luego la internaron en el penal de Mujeres de Lampa. 

El jefe de la División Policial (Divpol) de Juliaca, Fernando Sarango Olaya, precisó que la captura de la mujer natural del distrito de Conima, provincia de Moho, es producto de un sigiloso seguimiento de la Policía Judicial con el apoyo de Radio Patrulla.

Indicó también que la mujer que estaba solicitada por el Segundo Tribunal Superior y la Primera Sala Penal Liquidadora de la provincia de San Román, cuenta con un envidiable patrimonio en Juliaca.

Además, su vinculación con los delitos por los que se la acusan tendrían relación con la captura de su hermano Elías Vilca Vilca (45), quien el 26 de septiembre fue intervenido a la altura del Centro Comercial N° 2 por sus supuestos nexos con el narcotráfico.

Lea más noticias de la región Puno