Foto: DIFUSI
El congresista Juan Carlos Eguren reveló ante la opinión pública la lista de las cien empresas, entre otros contribuyentes, que mayores deudas han acumulado a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), entre los que se encuentra el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

Según esta relación, la empresa exportadora de oro Engelhard Perú SAC, actualmente  en liquidación, es la que mayor deuda tiene con 1, 206 millones de soles.

Engelhard Perú está desde los años 90 incursa en un proceso judicial, junto a otras sociedades que aparecen  en la relación de deudoras tributarias, por supuestas falsas exportación de oro para beneficiarse del crédito fiscal, según el diario La República.

Siguen en este listado Compañía Aurífera Unión SA, Importación y Exportación Frama SA, Asesorías de Ingeniería Frama SRL e Inversiones Roger's AJP EIRL.

Además aparece entre los 10 principales contribuyentes deudores,  el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, quien acumuló una deuda de más de 255 millones de soles.

Aparece además la esposa del ex ministro fujimorista Víctor Joy Way, Lilia Adbel Troncoso Assen (61'857,754); y la esposa del testaferro Juan Valencia Rosas, la señora Nelly Tovar Mendivil (260,171,953).

Montesinos, Troncoso y Nelly Tovar afrontaron procesos judiciales en el marco de la 'megacorrupción' que afectó al régimen de Alberto Fujimori. 

Montesinos permanece en prisión, mientras que Troncoso y Tovar están en libertad y sus cuentas embargadas.

Eguren informó que de las 12 empresas presentadas a Indecopi, la denominada Sociedad Minera Media Naranja tiene una deuda superior a los 220 millones, mientras que la deuda de Inmobiliaria Turquesa S.A. (Gremco)  sobre los 194 millones.

También llama la atención encontrar en la lista de deudores tributarios  a la Fuerza Aérea del Perú, con una deuda de más de 107 millones de soles.

Igualmente, a diversas municipalidades: Chiclayo, Callao, La Victoria, San Martín, Arequipa, Ate, San Juan de Lurigancho, empresas azucareras. Indudablemente varias de estas instituciones no pasarán a Indecopi, pues no podrían  ser liquidadas.