Revelan que´Max Barrios´ no existe en Reniec

La firma y huella del DNI pertenecerían a Juan Carlos Espinoza Mercado, ciudadano de nacionalidad ecuatoriana, tal como se presumía desde un inicio.
RPP

El titular del quinto despacho de la Tercera Fiscalía Provincial Penal de Chiclayo (Lambayeque), doctor, Carlos Effio Huamanchumo, reveló que tras una última indagación se pudo conocer que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) de la ciudad de Lima, comprobó que Max Barrios Prado no existe y la firma y huella del DNI pertenecerían a Juan Carlos Espinoza Mercado, ciudadano de nacionalidad ecuatoriana, tal como se presumía desde un inicio.

La información fue confirmada hace poco por la Fiscalía de Chiclayo, quien pidió de inmediato copia de todo lo actuado a la Reniec de Lima, para fortalecer la investigación que se sigue en este despacho contra el exseleccionado Sub 20 y su supuesto padre, Ángel “Maradona” Barrios, por el presunto delito de falsedad ideológica impropia.

“Reniec en Lima pidió una ficha del ciudadano, cotejó las huellas y comprobó que se trataba de la persona que se sospechaba, Juan Carlos Espinoza Mercado, con esto se comprueba que Max Barrios no existe, ya hemos pedido la información de esto, para consolidar la investigación que seguimos nosotros en agravio del Club Juan Aurich por la firma de un contrato”, indicó.

Effio Huamanchumo agregó que también se ha ampliado por 60 días más la investigación para continuar con las indagaciones, ya que aún se está por recibir los contratos originales del club al despacho de la fiscalía para comprobar la autenticidad de las firmas.

Esto luego que Ángel Maradona Barrios dijera que no era su firma la que aparece en el contrato con el equipo chiclayano. “El señor (Angel) tendrá que acudir a la pericia dactilar para comprobar esto, pero con los contratos del club saldremos de dudas, además estamos a la espera de la declaración del presidente del Club sobre este hecho”, acotó.

Con esta nueva información se podría configurar el delito y pedir 6 años de pena privativa tanto para el exseleccionado, como para su supuesto padre.

Lea más noticias de la región Lambayeque