Foto: Referencial (Mois

Diez delincuentes “carteristas” recibieron el castigo que jamás imaginaron, los ronderos campesinos de Cajamarca les propinaron fuertes latigazos en su cuerpo y cansados del dolor “pidieron perdón a sus víctimas”.

Los diez individuos fueron intervenidos cerca de los Mercados Modelo y Central, tras ser acusados de robar carteras a humildes madres de familia que acudían a estos centros de abastos a comprar sus productos.

Tres de los diez intervenidos negaron dedicarse al hurto, sin embargo el resto de intervenidos aceptaron dedicarse al robo se comprometieron a dejar este tipo de vida, informó el corresponsal de RPP Noticias en la zona.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional