Foto: captura tv.

Un sacerdote fue descubierto ‘in fraganti’ sosteniendo relaciones sexuales con una trabajadora de la parroquia en la que oficiaba misa en la ciudad de Trujillo dejándola, además, embarazada.

Fue nada menos que el esposo de la mujer quien los descubrió cuando ingresó a la parroquia Medalla Milagrosa de la urbanización San Andrés, sospechando de la traición de su esposa.

Con una cámara filmadora encendida, el hombre llegó hasta la habitación del párroco José Antonio Bohuytron Solano, comprobando con sus propios ojos que habían resultado ciertas todas sus dudas e inseguridades.

Irónico, antes que enfurecido, se mostró en un principio: “Así los quería encontrar, ya se fregó padre”.

Posteriormente, su indignación llegó al límite de impedirle ordenar sus ideas para encontrar una explicación ante lo sucedido.

“Cómo va a llegar a esto, yo ahorita voy y denuncio, ahorita me voy al sacerdote”, se le escucha decir en las imágenes propaladas por América Noticias.

“Cómo que haciendo limpieza, engañando a mis hijos que estas haciendo limpieza”, le recriminó a la mujer que no podía ocultar una sonrisa nerviosa en el rostro.

Por su parte el religioso intentó calmarlo: “Cálmese. Yo reconozco, es mi falta, es una trampa en la que yo he caído”, dijo

La esposa infiel, identificada como Teodolinda Amaya Altamirano reveló que el cura la venía acosando sexualmente desde hace un año, pero ahora lo que más le interesa es que reconozca al hijo que lleva en el vientre desde hace cuatro meses.

Lejos de mostrarse arrepentido el padre José Antonio ofició misa la noche del descubrimiento.

Mientras tanto la trabajadora fue despedida de la parroquia en la trabajaba desde hace quince años.