Imagen de Jesucristo ubicada en la puerta principal del hospital Belén de la ciudad de Trujillo (La Libertad), derrama lágrimas originando conmoción en pacientes y personal médico.

Enterados de la noticia, primero decenas y luego gran cantidad de católicos acuden al recinto para presenciar el fenómeno y venerar la imagen que fue ubicada hace más de 50 años.

Los fieles, al ver que una lágrima surca el sagrado rostro de Cristo, no dudaron en arrodillarse frente a la efigie para orar y pedir algún milagro.

La gente reza y suplica por la salud de sus familiares que se encuentran hospitalizados.

El párroco del Hospital Belén dijo que Dios a través del Cristo que llora, intenta enviar un mensaje de fe e invita a la reflexión.

Lea más noticias de la región La Libertad