Varias personas resbalaron y cayeron sobre el pavimento luego que personal de la Municipalidad de Chiclayo (Lambayeque) arrojara aceite quemado y brea a la calle Manuel Pardo, con el fin de evitar que los comerciantes informales, desalojados hace seis días, retornen a la zona.

Los vendedores y transeúntes expresaron su molestia por esta situación y aseguraron que en menos de una hora, unas 15 personas sufrieron este tipo de percances, entre madres de familia y escolares.

“Es un abuso, cómo pueden lanzar este tipo de residuos aprovechando la madrugada. Hay decenas de personas que han resbalado. Los funcionarios no son conscientes, si quieren tener las calles libres de informales deben destinar personal y no exponer la vida de los transeúntes”, expresó María Guevara, una de las comerciantes.

Los vendedores formales se vieron obligados a limpiar la zona y además lanzaron duros calificativos contra los funcionarios que se desplazaban por la zona a bordo de camionetas.

Lea más noticias de la región Lambayeque