monumento a los enfermeros
La estatua de una enfermera que mide 8 metros de altura, es la más grande a nivel mundial. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

El Colegio de Enfermeros de la región Áncash Costa construyó un monumento en homenaje a sus 87 agremiados que fallecieron durante la pandemia a causa de la COVID-19.

La estatua, que representa a una enfermera, mide ocho metros de altura y se ubica frente al Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón, en el distrito de Nuevo Chimbote, principal centro de salud que atiende a los pacientes con la COVID-19 en la zona costa del departamento de Áncash.

“Hoy estamos develando el monumento para que nadie se olvide de las 87 víctimas de nuestra orden: héroes y heroínas de este sistema sanitario que no tiene el dinero que corresponde para tener condiciones laborales y condiciones de servicio adecuadas a la ciudadanía, eso tiene que cambiar y la pandemia nos tiene que hacer cambiar”, expresó Liliana La Rosa Huertas, decana del Colegio de Enfermeros del Perú, durante la ceremonia.

Además, demandó al presidente Francisco Sagasti que se respeten los derechos laborales de sus colegas y se brinde la protección y reparación social a los 200 huérfanos de los enfermeros.

“Por favor, no solo nos llamen héroes y heroínas, es momento de dar reparación a los huérfanos y a los deudos que han quedado desprotegidos. Exigimos respeto a los derechos laborales de mis colegas que están poniendo en riesgo su vida y salud y no tienen los sueldos y la protección legal que corresponde”, sostuvo La Rosa.

La orden profesional informó que más de 68 000 enfermeros siguen luchado contra la pandemia, de los cuales más de 6 000 se han infectado durante el estado de emergencia sanitaria.

Liliana La Rosa Huertas, decana del Colegio de Enfermeros del Perú, declaró durante la ceremonia. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía