| Fuente: RPP/Frank Miñano

En medio de una multitud de pobladores, fueron sepultados los restos del alcalde de Samanco Francisco Ariza Espinoza, quien fue asesinado el último martes en el centro poblado de Huacatambo, distrito de Nepeña, (región Áncash).

El féretro fue paseado por las principales calles del distrito hasta llegar al cementerio de Samanco, donde sus hijos y sus familiares exigieron justicia.
Francisco Ariza, hijo del alcalde de Samanco, pidió a las autoridades realizar una investigación transparente. Asimismo, pidió a los regidores municipales dejar sus cargos por haber entorpecido la gestión de su padre.

Los restos del alcalde fueron sepultados en medio de una gran cantidad pobladores y familiares, quienes portando carteles y polos blancos, solicitaban la intervención del Ministerio del Interior y del Presidente de la República.