Los familiares y amigos de Xiomara realizaron un plantón en la Plaza de Armas de Arequipa exigiendo que den con su paradero. | Fuente: RPP/Arequipa | Fotógrafo: Christian Ramos

Se los suplico, quien tenga a mi hija, que me la devuelva. ¿Cuántos días ya está desaparecida? Por favor, se los pido por piedad. Ayúdenme todas las autoridades, que me apoyen. La policía está muy lenta. Por favor, se lo suplico como madre”, pide entre lágrimas Marta Chambi, madre de Xiomara de 17 años, quien desapareció el 12 de septiembre en Arequipa.

El coronel Carlos Urbina, jefe del Departamento de Investigación Criminal (Depincri), dijo que en lo que va del año 187 mujeres fueron reportadas como desaparecidas. De ellas, la mayoría regresó a su casa, pero aún hay 26 que no vuelven, 15 de este último grupo, son menores de edad.

“Lo que normalmente se da cuando ya son ubicadas y se les toma alguna declaración, es que manifiestan que quieren su independencia; algunas, que hay incompatibilidad; y otras, que hay mucha violencia familiar. Por el maltrato van y buscan trabajo en diferentes sitios”, explicó.

Sobre el caso de Xiomara, el coronel dijo que están tras los pasos de un sospechoso identificado como José Alain Suyo, de 25 años, quien, se presume, indujo a la menor a fugarse luego de salir a comprar a una tienda del sector de Cristo Rey, del distrito de Paucarpata.

Los familiares y amigos de Xiomara realizaron esta semana un plantón en la Plaza de Armas de Arequipa y exigieron mayor interés por el caso de la menor, quien no se llevó pertenencias al salir de su casa, por lo que suponen que fue incitada a la fuga.

“Pedimos a la población que nos ayude y que la policía agilice su trabajo porque tienen todas las evidencias. ¿O es que quieren que aparezca muerta? Hay un acosador, un violador y no sé por qué no se mueven”, manifestó Carmen, compañera de colegio de la adolescente.

Los compañeros y amigos de la menor contaron que Xiomara era una niña tranquila.
Los compañeros y amigos de la menor contaron que Xiomara era una niña tranquila. | Fuente: RPP/Arequipa | Fotógrafo: Christian Ramos

Un problema por atender

El coronel Urbina manifestó que, del total de casos reportados como desapariciones, no se logra ubicar al 2%. “Esperamos recuperarlas a todas. Por eso hacemos un seguimiento”, dijo.

El jefe de la oficina defensorial de Arequipa, Ángel María Manrique, dijo que el problema de la desaparición no se resuelve con ubicar a la persona pues debe trabajarse con el entorno familiar para remediar las causas que han propiciado la fuga.

“Hay tres causas recurrentes: en primer lugar, escenarios de violencia dentro del entorno familiar, situaciones del maltrato físico psicológico y para una adolescente o una joven, su primera reacción es huir; un segundo aspecto, son las falsas promesas de trabajo a través de las redes sociales; el último, los traslados a las provincias”, explicó.

Manrique precisó que la policía debe activar todos los mecanismos de búsqueda apenas se conozca el caso de desaparición y luego, si hay evidencia de maltrato, detener al agresor para evitar poner en riesgo la vida de la víctima.

 

Eliana , hermana mayor de Xiomara, contó que la menor no llevó ropa ni documentos personales al salir de su vivienda.
Eliana , hermana mayor de Xiomara, contó que la menor no llevó ropa ni documentos personales al salir de su vivienda. | Fuente: RPP/Arequipa | Fotógrafo: Christian Ramos

Los Centros de Emergencia Mujer (CEM), adscritos al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), brindan acompañamiento y soporte emocional al conocer que una joven o niña huyó por hechos de violencia física y psicológica. Su coordinador en Arequipa, Erick Pumacayo, dijo que también sirven como facilitadores para brindar pistas de las posibles razones de la desaparición a la policía.

“Cuando no se tiene claridad dónde está la mujer ni una versión de ella, los CEM ofrecen a la policía antecedentes respecto a posibles hechos de atención que hayan habido anteriormente”, explicó.  

Este año, 326 personas entre hombres y mujeres fueron reportadas como desaparecidas, cifra menor a la del año pasado cuando se registraron 690. “Las cifras disminuyeron porque la pandemia ha dificultado que las personas acudan a las comisarías por las restricciones de transporte y movilización”, explicó Carlos Urbina.

No se debe esperar 24 horas para reportar una desaparición, apenas se conozca el hecho se debe acudir a una comisaría. Si no se brinda la atención debida se puede reportar la falta en la Defensoría del Pueblo.

Por Leslie Navinta.