Erradicar la violencia hacia la mujer es uno de los más grandes retos que tiene el Estado Peruano para transitar por el camino de la igualdad. | Fuente: Andina

David Pacheco, jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Ayacucho dijo que las diligencias de la Fiscalía en el caso de la mujer atacada con un desarmador en los ojos por su pareja, estaban orientadas por lesiones y no por tentativa de feminicidio.

“La Defensoría del Pueblo tomó conocimiento la noche de ayer por parte de la comisaria de Ayacucho, que nos llamó porque las diligencias ordenadas por el fiscal de turno estaban orientadas por delito de lesiones y no por tentativa de feminicidio. Tal es así que no se había dispuesto la derivación del caso a la unidad especializada de la Divincri y tampoco la activación  de la nota de alerta de emergencia”, dijo en RPP Noticias.

“En el cuaderno de providencias fiscales, el fiscal Omar de La Torre Huamaní, a las 14:50 horas del 27 de febrero dispuso diligencias como reconocimiento médico legal, un reconocimiento psicológico para la víctima, pero en ningún momento mencionó la calificación del delito de feminicida”, agregó.

Pacheco detalló que tras la difusión de la noticia por las redes sociales y medios de comunicación  se decide disponer que la investigación sea enviada de inmediato a la Divincri y que se active la alerta para la ubicación de los tres menores, así como la ubicación y captura del agresor.

Estado de la victima

Aseguró que acudieron al Hospital Regional de Ayacucho para verificar la atención de María Ochante Mendoza, sin embargo “lamentablemente hasta el momento, no se cuenta con un oftalmólogo de turno, por lo que  fue atendida únicamente por el doctor Waldo Lopez Gutiérrez”.

El especialista dispuso que un médico neurocirujano, la revisara y éste ha descartado daños cerebrales. “Este es el grave problema, que ningún oftalmólogo en el hospital regional ha podido atenderla porque no hay oftalmólogo de turno”, reclamó.

Agresión

Un hombre de 38 años atacó con un desarmador a su pareja en presencia de sus hijos el último miércoles alrededor de la 1:45 p.m. en el distrito de San Juan Bautista, provincia de Huamanga (región Ayacucho). María Angélica Ochante Mendoza, fue encontrada en la calle con el rostro ensangrentado. El agresor Carlos Meneses Cañañaupa le habría introducido el objeto en los ojos y después se habría ido de la casa con sus dos menores hijos.

¿Qué opinas?