El colorido, la alegría y la tradición se vivió hoy en Cusco durante el Día de las Comadres, actividad que antecede a los Carnavales y consiste en el agasajo a las mujeres cusqueñas en los mercados, barrios, instituciones y otros puntos de la ciudad.

En el mercado de San Pedro, las comadres recibieron la visita sus compadres de la Municipalidad Provincial y luego de los bailes y juegos con agua y espuma a ritmo de huayno, degustaron el Puchero o T`impu, que es el plato típico de los carnavales.

Este potaje está elaborado a base de choclo, papa, carne de cordero y ternera, garbanzo, camote, zanahoria, entre otros típicos de la estación los que son sancochados y degustado con un ají criollo y la chicha de jora o frutillada.

Los tradicionales muñecos de comadres y compadres no fueron la excepción, como en la Universidad Nacional de Bellas Artes, donde los docentes y estudiantes elaboraron una muñeca denominada “la anticuchera”, a quien dicen, no se le escapa ni un chisme de la sociedad cusqueña.

Los artesanos de la Benemérita Sociedad de Artesanos de Cusco, también celebraron y no les faltó su muñeca en honor a las mujeres que dan leche materna a su hijos para mantenerlos sanos y fuertes.

En otros mercados y barrios tradicionales de la ciudad, no faltaron muñecos como la “comadre wahtsapera”, “la vendedora de comida”, o la comadre que se va de fiesta a una quinta cusqueña a disfrutar su cerveza.