Invasión de terreno.
Anciano presume que detrás de estos actos están traficantes de terrenos. | Fuente: RPP Noticias / Vanesa Jiménez. | Fotógrafo: Cortesía.

Remberto Senmache Casas, de 65 años, denunció que, tras recuperarse de la COVID-19, regresó a su vivienda en la Asociación Unidad de Producción Pampas de castilla (región Piura), pero la halló destruida y reducida a cenizas.

Según la denuncia presentada en el Juzgado de Castilla, Senmache Casas se habia trasladado a la casa de uno de sus hijos, para que le dieran el tratamiento adecuado ante los síntomas del nuevo coronavirus que padecía. Cuando se recuperó, volvió a su terreno, pero se percató que su vivienda de material rústico había sido destruida.

Él vivía más de 20 años en el lugar. Allí construyó una cabaña e implementó un sistema de riego para sus sembríos, los mismos que comercializaba para generarse ingresos económicos.

Remberto Senmache Casas contó que en el lugar halló a personas extrañas que invadieron y se posesionaron de su terreno. Afirmó que ellos quemaron su cabaña y destruyeron sus plantas. Él intentó dialogar con los invasores, pero fue agredido verbalmente.

El sexagenario acudió a la comisaria del sector para denunciar y solicitar apoyo policial para recuperar su predio, pero la respuesta de la Policía fue que “no podían hacer nada”.

Su hijo, Joan Senmache, quien además es abogado, indicó a RPP Noticias que también ha denunciado el hecho ante el Juzgado Mixto de Castilla. Además, ha solicitado medidas de protección basándose en el Decreto Legislativo que Fortalece los Mecanismos y Acciones de Prevención, Atención y Protección de la Persona Adulta Mayor durante la Emergencia Sanitaria Ocasionada por el Covid-19.

Hasta el momento no encuentra solución y su padre sigue sin poder volver a su vivienda, por eso solicitó apoyo a las autoridades policiales y del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables para que intervengan en este caso.