Rafael Sepúlveda, se encarga de tallar y moldear la sal, dando origen a verdaderas obras de arte. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Adolfo Fasanando

Pobladores, entre varones y mujeres, del pequeño poblado de Mishquiyacu, sector que pertenece al distrito de Pilluana, en la provincia de Picota (región San Martín), han encontrado en la sal no solo un alimento para ellos y sus animales, sino también las pueden convertir en obras de arte.

Esta comunidad, a donde se llega desde Tarapoto por la carretera Fernando Belaunde Terry, tramo sur, hasta el Kilómetro 36, y un viaje a bote motor por el río Huallaga tuvo la idea de formar un grupo que se encargue de realizar esta destacada labor. Se trata de la Asociación de Extractores de Sal del Valle del Mishquiyacu – AESAM.

Algunos de sus integrantes, se encargan de tallar y moldear la sal, gracias a su destreza con el dibujo, han plasmado una variedad de diseños como Lámparas Ecológicas, el rostro de un puma, la tortuga de la selva, el guardián de la Mina de Sal, la Virgen María, entre otros trabajos que son objeto de asombro.

Algunos de los diseños realizados fueron Lámparas Ecológicas, el rostro de un puma, la tortuga de la selva, el guardián de la Mina de Sal, la Virgen María, entre otros. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Adolfo Fasanando

El origen. Antiguos pobladores de los distritos sanmartinianos de Pilluana y Mishquiyacu, utilizaban durante muchos años la sal para el autoconsumo y como alimento suplementario para ganado vacuno.

Hoy en día, los nuevos hijos de esta tierra han decidido dar valor agregado la sal de la mina, que abarca territorios de los distritos de Pilluana y Sauce, convirtiéndola en el elemento que permite la elaboración de verdaderas obras de arte.

"La idea nace luego de investigar en internet, que uso le podíamos dar a la sal, de allí que nos damos con la gran sorpresa que en el Medio Oriente existe una mina donde los amigos de Japón, China y la India, explotan la sal en forma de artesanía", señala el presidente de la Asociación, Winquer Careajano Ushiñahua.

Grandes proyectos. La idea de estos artistas es hacer cuatro proyectos: Expandir más el mercado de la sal para consumo humano, pesquería, ganadería y para baños spa, estamos avanzando poco a poco, por ahora nuestro producto bandera son las Lámparas Ecológicas de Sal.
Según los integrantes de la Asociación y las autoridades de Mishquiyacu, también buscan implementar una ruta turística que comprende la Mina de Sal, las aguas termales de Picuro Wasi, el Lago Sauce, y el Mirador Natural.

Los poladores retiran la Sal de la Mina de la zona, la cual abarca territorios de los distritos de Pilluana y Sauce. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Adolfo Fasanando
0 Comentarios
¿Qué opinas?