RPP

El ministro del Interior, Daniel Urresti, advirtió hoy que el trabajo policial para ubicar el paradero del prófugo Rodolfo Orellana, tiene trabas por parte de la fiscal Marita Barreto, quien no proporciona a la policía la información incautada a Benedicto Jiménez.

“No estoy denunciando al Ministerio Público, estoy comunicando a toda la ciudadanía la traba que nos está poniendo una fiscal (Marita Barreto), no el Ministerio Publico, los jueces y fiscales son autónomos”, subrayó.

Refirió que la información que se incautó en la casa del excoronel de la PNP, Benedicto Jiménez, socio de Orellana, contenida en computadoras, USB, agenda y otra documentación, está lacrada en la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delito de Lavado de Activos, cuya titular es la fiscal Marita Barreto.

“Y por más que solicitamos que se le permita a la policía realizar investigación y análisis de esta información para poder continuar con la investigación y captura de este señor (Orellana) hasta el momento no hay respuesta”, dijo.

Asimismo, indicó que el caso Orellana “definitivamente es un caso emblemático” y prioridad del gobierno y de su portafolio, y se ha puesto una gran presión sobre los equipos para la búsqueda de Rodolfo Orellana, con equipos policiales que no tienen relación con los investigados.

“Están trabajando las 24 horas, en dos turnos, pero no tienen las herramientas, ¿cómo se les exige que busquen si toda la información que ellos deben analizar para realizar esta búsqueda está lacrada en manos del fiscal y no se les da acceso?”, señaló.

El titular del Interior, precisó que su preocupación es hacia la fiscal Barreto, y no al Ministerio Público, ni al Poder Judicial, porque las relaciones entre las tres instituciones son fluidas y cordiales.

“Las relaciones que tiene el Ministerio del Interior con el Fiscal de la Nación y el presidente del Poder Judicial no pueden ser más cordiales y fluidas, el día lunes estamos firmando una serie de protocolos que esperamos pueda ayudarnos para evitar este tipo de problemas”, anunció.

Asimismo, señaló que la policía trabaja para ubicar a Benedicto Jiménez y otros más relacionados con la red delictiva de Rodolfo Orellana, y mostró su preocupación por la inminente liberación de otros detenidos en torno a este caso.

CASO LA CENTRALITA

Por otra parte, señaló que desde hace tres meses ya tienen identificadas 36 viviendas para detener a unas 30 personas requisitoriadas por el caso “La Centralita” de la gestión del detenido expresidente regional de Ancash, César Álvarez, pero que hasta el momento no se les otorga la orden de descerraje y allanamiento.

“En cada una hay posibilidades de encontrar desde Belaunde Lossio hasta cualquiera de estas 30 personas que están siendo solicitadas”, dijo. 

“Lo que hago es transmitir la realidad a la opinión pública, porque  no es justo que se le eche la culpa a la policía de no tener avances cuando acá claramente no se les está dando las herramientas para poder hacer su trabajo”, puntualizó

ANDINA