Este es el plan de la Reconstrucción con Cambios que dejó Pablo de la Flor

De la Flor presentó su renuncia este viernes tras cinco meses como jefe de la reconstrucción del país, tras los desastres provocados por el Fenómeno El Niño.
El norte del país fue una de las zonas más afectadas por el El NIño. | Fuente: Integración

El director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, Pablo de la Flor, renunció este viernes a su cargo, luego de que un grupo de gobernadores regionales solicitaran a la Presidencia del Consejo de Ministros su remoción por retrasos en las obras. El funcionario envió su carta de renuncia a Palacio de Gobierno, donde la aceptaron y oficializaron su salida a través del diario oficial El Peruano.

Según el plan que presentó en agosto pasado el Gobierno invertirá 23 mil millones de soles en la reconstrucción del país, tras los daños sufridos por el Fenómeno El Niño Costero en los primeros meses del 2017. 75% de este presupuesto esta orientado a obras de recuperación de infraestructura, 23% en obras de prevención de desastres y 2% para capacitar a las instituciones que ejecutarán las obras.

El objetivo principal del plan es reconstruir la infraestructura que existía y plantear estándares más exigentes para las nuevas construcciones que resistan posibles futuros desastres.

Distribución de proyectos. El plan del Gobierno estimó más de 5 mil proyectos de infraestructura. La mayoría pertenece al sector transporte (50%): 2 638 kilómetros de carreteras, 7 095 de caminos y 192 puentes.

Sin embargo, en comparación con la información de daños de Indeci, lo proyectado por la Autoridad para la RCC solo cubriría el 55% de las carreteras dañadas y el 44% de puentes dañados (ver gráfico).

El sector educación agrupa 14% de proyectos. Se ha propuesto reparar o rehabilitar un total de  1 444 colegios. Esto compromete cambios totales de mobiliario y equipamiento. “Serán locales sostenibles con captación de aguas fluviales, paneles solares y ahorro de agua”, dijo en agosto pasado Pablo de la Flor.  Además, se prometió rehabilitar 154 establecimientos de salud.

Cabe señalar que en el 2017 se perdieron 287 colegios y 2 885 quedaron afectados, de acuerdo al registro de Indeci. Además, se destruyeron 69 centros de salud y 928 fueron afectados. Con lo proyectado por la Autoridad para la RCC, no se cubriría la cuota de las pérdidas.

El sector vivienda cuenta con el 9% de proyectos. Se construirían 45 613 viviendas a los damnificados. Con ello, se alcanzaría a reconstruir un 78% de las viviendas destruidas y casi la totalidad en Piura (se perdieron alrededor de 14 mil).

Por su parte, la Autoridad para la RCC propone que los proyectos generarían 150 mil nuevos puestos de trabajo a nivel nacional. “Se espera que esto reactive la economía de las zonas más afectadas”, afirmó de la Flor.

Dinero comprometido. Hasta agosto pasado, ya existían 1 921 millones de soles comprometidos a inversiones, de los cuales 1 500 están orientados a la prevención. Las actividades principales son descolmatar (limpiar) ríos, diques, drenes, y reforzar defensas ribereñas y áreas de contención.

“Ya se han hecho transferencias y ya existe un cronograma para las obras”, dijo el entonces líder de la Autoridad para la RCC. De hecho, en ese momento se informó que en la primera semana de setiembre se iban iniciar obras de descolmatación de drenes, diques y ríos. La segunda semana del mismo mes se proyectaba comenzar obras de reconstrucción de defensas ribereñas, construcción de nuevos diques y rehabilitación temporal de pistas.

“Por ejemplo, Piura siente que esto va demasiado lento. Ya pasaron cuatro meses. La rehabilitación total ya debió darse, pero recién empezará. Ahora hay que esperar que la sociedad civil y las autoridades se pongan de acuerdo y acepten el proyecto”, señaló Jorge Machacuay, presidente de la Comisión Interdisciplinar de Apoyo para la Reconstrucción de la UDEP.

¿Qué opinas?