US-INSTAGRAM-HEAD-ADAM-MOSSERI-TESTIFIES-BEFORE-SENATE-COMMERCE
El comité preguntó a Mosseri sobre cómo la plataforma impacta la salud mental y la seguridad de adolescentes y niños | Fuente: AFP | Fotógrafo: DREW ANGERER

Instagram "puede ayudar" a los adolescentes en dificultades, afirmó este miércoles el jefe de la aplicación, Adam Mosseri, durante su audiencia en el Congreso de Estados Unidos, buscando dar una imagen positiva de la criticada red social ante legisladores que se mostraban poco convencidos. La aplicación para compartir imágenes es acusada de haber ignorado investigaciones internas -filtradas a la prensa por la extrabajadora de Facebook Frances Haugen- que advertían de riesgos para sus usuarios más jóvenes.

"Algunas veces los chicos jóvenes vienen a Instagram cuando están lidiando con temas complicados en sus vidas. Creo que Instagram puede ayudar a muchos de ellos en esos momentos", escribió Mosseri en su testimonio preparado para la audiencia. "Esto es algo que nuestra investigación también ha sugerido", añadió quien ha estado al frente de Instagram por tres años.

Uno de los estudios filtrados, publicado en 2019, revelaba que Instagram reflejaba una imagen personal negativa para un tercio de las jóvenes de menos de 20 años. Otro, de 2020, mostraba que 32% de los adolescentes consideraban que el uso de la red social había empeorado la imagen que tenían de sus cuerpos, de los que ya no estaban satisfechos.

"Las propias investigaciones de Facebook alertaron a la dirección, durante años, sobre el impacto perjudicial de Instagram sobre la salud mental de los adolescentes", dijo el senador Richard Blumenthal, que preside la subcomisión de protección a los consumidores ante la que se presenta Mosseri. Pero "han continuado beneficiándose de los contenidos porque significan más tráfico, más publicidad y dólares", dijo indignado el legislador demócrata.

"Tenemos el mismo objetivo", respondió Mosseri. "Queremos que los jóvenes usuarios estén seguros en internet". Pero se negó a renunciar públicamente a la creación de un Instagram para menores de 13 años, prometiendo simplemente que la red social no crearía cuentas para niños de 10 a 12 años que pudieran ser abiertas sin el consentimiento de los padres.

"Estoy frustrada porque es la cuarta vez en dos años que hablamos con alguien de Meta (ahora la casa matriz de Instagram y Facebook) y tengo la impresión de que la conversación se repite sin cesar", declaró la senadora Marsha Blackburn, líder de los republicanos en la subcomisión. "Mis conversaciones con padres me impulsan a pedir reformas y a exigir las respuestas que todo el país espera", había declarado el martes Blumenthal.

A mediados de noviembre, varios estados estadounidenses abrieron una investigación para determinar si Meta permitió deliberadamente que niños y adolescentes usaran la red social pese a saber que la plataforma podría dañar su salud mental y física.

Medidas

En la víspera de la audiencia, Instagram anunció una serie de medidas para reforzar la protección de los más jóvenes. La aplicación específicamente va a impedir que usuarios mencionen en sus publicaciones a adolescentes que no les sigan en sus perfiles y será más estricta en cuanto a lo que recomienda a los jóvenes. La red social también propondrá, en marzo de 2022, herramientas para permitir a los padres ver cuánto tiempo pasan sus hijos en la aplicación y establecer límites. Y dará próximamente acceso a un centro de información con tutoriales y consejos de expertos.

Como otra novedad, Instagram lanza, en todos los grandes mercados anglófonos, la opción "Haz una pausa", que sugerirá a los usuarios parar por un momento de seguir viendo contenidos en la aplicación. Mosseri también anunció que en enero habrá un nuevo espacio en la aplicación que permitirá a los adolescentes revisar toda su actividad en Instagram, desde contenidos publicados a comentarios, incluyendo los "me gusta", para eventualmente tener la posibilidad de eliminar una parte, a fin de permitirles "manejar más fácilmente su huella digital".

Los anuncios fueron recibidos con desconfianza, e incluso hostilidad, por los senadores estadounidenses. Marsha Blackburn, líder de los republicanos en la comisión de protección a consumidores, acusó a Instagram de buscar "distraer" justo antes de la audiencia. En tanto, el presidente del Family Online Safety Institute, asociación de defensa de las familias usuarias de internet, Stephen Balkam, saludó la decisión como una señal "alentadora". "Es la última de una larga lista de mejoras que ha hecho Instagram en los últimos dos o tres años", dijo.

"Instagram es más seguro que nunca", siguió, "menos tóxico para los adolescentes. Nunca será perfecto, jamás completamente seguro. Pero es así para todas las redes sociales".

- Con información de AFP -