El consumo de podcasts va creciendo exponencialmente, y en esta nota te explicamos las maneras más sencillas para hacerlo. | Fuente: Getty Images

Escuchar un podcast es una actividad que no puedes dejar de probar. A diferencia de la radio, aquella que te acompaña todo el día, el vasto universo temático que los podcasts otorgan permiten satisfacer demandas de contenido. Hoy, escuchar un podcast es parte de un proceso delicioso de adopción a una rutina, en la que el usuario tiene pleno control de lo que quiere escuchar, así como del momento y lugar.

Para desarrollar una rutina sana de consumo de podcasts, debes tener en cuenta estos puntos:

La suscripción es importante. No solo se trata de escuchar un episodio, sino de hacerlo con regularidad. La suscripción te permite saber el momento en que un nuevo episodio se publica, y te permite mantener un control del contenido que tus programas favoritos publican. Es casi como una parrilla de programación radial.

No lo tienes que escuchar en ese momento. Eso es lo divertido del podcast. Si estás en el tráfico, esperando una reunión, durante un vuelo corto, o a punto de dormir, el podcast suele ser un formato muy amigable en esos momentos. Guarda los episodios para los momentos en que necesites tener contenido, no tienes que ponerle “play” a todo lo que descargues en ese momento.

Trata de no abrumarte. Uno de los errores en la rutina del podcast es bajar todos los que vemos y escuchar uno por uno. Eso es agotador, casi como cambiar de canción en el reproductor. Baja uno, el que te recomienden, el que te de curiosidad. Cuando ya te acostumbraste a ese formateo, busca otro. Así puedes establecer un horario para adaptar un nuevo episodio o programa a tu actividad diaria.

Sigue las categorías. Una manera sencilla de empezar es seguir recomendaciones por categorías. Los diferentes servicios de podcasts desarrollan listas en base a gustos, reproducciones y temáticas generales.

Las aplicaciones para Podcast que debes probar

Google Podcast. Se ha vuelto mi nueva favorita, por varias razones. Primero, que está integrada con el servicio de nube de Google, así que puedes sincronizar tus suscripciones y episodios escuchados a un solo clic. Google Podcast también se adapta a los parlantes inteligentes, y te permite organizar de manera eficiente tus suscripciones. Es gratis, y se actualiza constantemente con herramientas.

iTunes. Si Google tiene Podcast, Apple tiene iTunes. En este repositorio de audio y video, también hay un acceso directo a podcast. Lo bueno de iTunes es que también es compatible con formatos mejorados de podcast, que permiten ver vínculos y fotografías durante la transmisión. Apple centraliza muy bien la actividad de podcast en sus sistemas operativos, por lo que iTunes es una de las mejores opciones en esa marca.

PocketCast. Mi favorita hasta hace poco. Cuando empecé a escuchar podcasts, buscaba una aplicación de Android que me permita sincronizar mi actividad con todos los dispositivos que usaba y probaba, además de poder controlar la reproducción y pausa desde mi smartwatch. PocketCast fue la solución más completa que pude encontrar, y me entregaba más. Además de la sincronización, tiene un directorio muy nutrido, áreas bien detalladas, recordatorios de episodios nuevos, y varias ventajas de los reproductores musicales simples. Sin embargo, es de costo. Un producto bueno no podía ser gratis, sobre todo al momento de comprarlo.

Spotify. Un nuevo jugador en la industria es esta famosa plataforma de streaming musical gratuita y de pago. Además de canciones o álbumes completos, Spotify te permite descubrir una enorme lista de podcasts alojados en el sistema, ordenados por categorías y un ranking muy variable, por lo que tendrás mayores propuestas de podcasts.

SoundCloud. Otro clásico del streaming, que ahora se potencia con la facilidad para subir tus propios podcasts. SoundCloud es, quizás, la propuesta más social para escuchar contenido. La diferencia con los otros sistemas es que puedes dejar un comentario en un segundo determinado. Ese feedback es valioso para el podcaster.

iVoox. Durante años, se convirtió en el mayor receptáculo para podcasts de todo el mundo, y eso le dio la reputación que hoy tiene. No solamente sirve para escuchar cualquier programa, sino también te permite subir tu propio podcast.

Spreaker. La ventaja que tiene Spreaker sobre los demás sistemas, es que puedes transmitir en vivo. Cuenta con una suite portátil para emitir directos desde Tablets, smartphones y PCs sin problemas, y con difusión a otras redes. Si solo quieres escuchar, cuenta con una app que detalla las categorías y los nuevos episodios.

Si quieres empezar tu consumo de podcasts, te recomendamos escuchar los de RPP. Puedes buscar “Mi Novela Favorita”, “Letras en el Tiempo” con Patricia del Rio, “Las cosas como son” de Fernando Carvallo, “La receta de Gastón” con Gastón Acurio y, por supuesto, “METADATA”, el podcast de tecnología de RPP. Ingresa a radio.rpp.pe y descubre lo que tenemos para ti. Una vez que te guste el contenido, búscanos en tu aplicación de podcast favorita.

¿Qué opinas?