Desastre para las compras en línea. | Fuente: iStock

Black Friday tiene usualmente las mejores ofertas del año y los usuarios de Amazon en Reino Unido las aprovecharon al comprar la consola Nintendo Switch.

La logística de Amazon parece no haber estado a la altura de las celebraciones. Al menos una decena de personas no recibió lo que compró.

El medio británico The Mirror juntó varias quejas de compradores que esperaban una consola y recibieron cepillos de dientes, panderetas e incluso condones.

Amazon asegura que ha iniciado una investigación al respecto y reembolsará a los clientes afectados. El problema para ellos es que, si desean comprar la consola, deberán hacerlo con el precio normal y no con las ofertas del Black Friday.

¿Qué opinas?