Make Amazon Pay
La campaña "Make Amazon Pay" fue organizada por los trabajadores de los almacenes de la firma y diversas organizaciones en más de 40 países del mundo durante Black Friday. | Fuente: Sommilito Garment Sramik Federation

Amazon, gigante tecnológica dueña de la plataforma de compra y venta de artículos más popular de Internet, vuelve a ser centro de controversia por las condiciones laborales con las que mantiene a sus empleados. En pleno Black Friday, fecha de suma importancia para la firma, trabajadores en más de 40 países organizaron una huelga y múltiples protestas exigiendo mejores salarios y una mejor situación como parte de la empresa.

Los empleados de varias naciones del mundo con presencia de Amazon tales como Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Australia e India se unieron para crear la campaña “Make Amazon Pay” a favor de mejores condiciones para trabajar. En el caso de Reino Unido, miembros del sindicato GMB están protestando en varios almacenes de la firma así como también frente a su centro de cumplimiento en Coventry.

"Estamos aquí hoy para decirle a Amazon que si quiere mantener su imperio, hable con GMB para mejorar los salarios y las condiciones de los trabajadores. Los trabajadores de Amazon están sobrecargados de trabajo, mal pagados y están hartos", dijo Amanda Gearing, organizadora del sindicato.

La situación laboral de los trabajadores de Amazon

En su reporte, The Guardian menciona que los beneficios de Amazon Services en Reino Unido, el almacén y la logística de la compañía han incrementado en un 60% hasta las 204 millones de libras (US$246.7 millones aproximadamente) con una planilla de casi 75 mil trabajadores. Los ingresos crecieron más de una cuarta parte hasta superar los 6 mil millones de libras (US$7.258 millones) en 2021.

Los trabajadores en este país exigen un aumento salarial de 10,50 a 15 libras por hora debido a que la crisis en Reino Unido afecta a los presupuestos familiares. No obstante, los que participaron en las manifestaciones podrían perder la segunda parte de un bono de 500 libras que la compañía prometió a miles de sus trabajadores de primera línea si no se ausentaba “sin autorización” entre el 22 de noviembre y el 25 de diciembre.

Este último bono también formó parte de los argumentos de la GMB para las huelgas ya que, según sus palabras, vincular pagos a la asistencia del personal se puede considerar una medida ilegal para revertir las protestas. Por ejemplo, la organización Extinction Rebellion logró una protesta frente a las oficinas de Amazon en Dublín, Irlanda.

La respuesta de Amazon

Un portavoz de Amazon señaló lo siguiente: "estos grupos representan una variedad de intereses, y aunque no somos perfectos en ningún área, si se mira objetivamente lo que Amazon está haciendo en estos importantes asuntos, se verá que nos tomamos muy en serio nuestro papel y nuestro impacto".

"Estamos inventando e invirtiendo significativamente en todas estas áreas, desempeñando un papel importante en la lucha contra el cambio climático con el compromiso de la promesa climática de ser carbono neto cero para 2040, continuando con la oferta de salarios competitivos y grandes beneficios, e inventando nuevas formas de mantener a nuestros empleados seguros y saludables en nuestra red de operaciones, por nombrar sólo algunos”, sentenció el vocero.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.