Nasa

La nave espacial Cassini de la NASA captó imágenes de una inmensa tormenta que el año pasado azotó Saturno, en las que aparecen unas manchas azuladas en el centro de un remolino de nubes.

Según los expertos de la NASA, se trata de los destellos de los relámpagos gigantes. De hecho, se ha logrado estimar el tamaño y la potencia que tuvieron.

El resplandor midió 200 kilómetros de diámetro y descargó 3.000 millones de vatios en solo un segundo, de acuerdo a las estimaciones realizadas.

"No pensábamos que íbamos a ver un rayo en el lado diurno de Saturno, solo durante la noche", refirió Ulyana Dyudina, investigadora del Instituto Tecnológico de California, en Pasadena, uno de los encargados de estudiar las imágenes de la Cassini.

"El hecho de que la Cassini fuera capaz de detectar los rayos quiere decir que fueron muy intensos", sentenció la especialista.