El Concejo de la ciudad de Nueva York busca impedir que la página Backpage.com, del grupo editorial Village Voice Media, continúe publicando anuncios para adultos donde pueden obtener servicios sexuales.

Los concejales, encabezados por Julissa Ferreras, presidenta del Comité de Asuntos de la Mujer, acusan a la página de anuncios clasificados de promover el tráfico sexual donde muchas de sus víctimas son menores de edad, cuyos servicios son anunciados por proxenetas.

"Los traficantes usan Backpage.com como un conducto para vender servicios sexuales con niños y otras víctimas vulnerables en la sección para adultos" de la web, denunció la concejal Ferreras en un comunicado de prensa y destacó que las autoridades en Nueva York, Tenesí y Colorado han arrestado en los últimos meses a proxenetas que usaban Backpage.com para el tráfico sexual de adolescentes.

Destacó además que en los pasados tres años, en 22 estados se han presentado acusaciones contra individuos que han traficado o intentado traficar con menores a través de esa página.

A la primera audiencia para evaluar la propuesta de las concejales Ferreras, de origen dominicano, y Melisa Mark-Viverito, de origen puertorriqueño, asistieron fiscales y organizaciones no gubernamentales, entre éstas la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres, que manifestaron su apoyo a la medida.

"Village Voice Media se defiende asegurando que las "realidades y complejidades" del tráfico humano no dan derecho a pedir el cierre de Backcom.com. Sin embargo, sus representantes reportaron 2.695 casos de sospecha de tráfico humano a la National Center for Missing and Exploited Children sólo en 2011", señaló el fiscal Charles J. Hynes de Brooklyn.

Los representantes legales de Village Voice Media defendieron la página argumentando precisamente que denuncian todos los casos que consideran puedan involucrar tráfico sexual.

La concejal Viverito destacó por su parte que Backpage.com debe seguir los pasos de Craiglist, que cerró hace unos años su sección para adultos, para proteger a niños y mujeres del tráfico humano.

EFE