Elon Musk desestimó la acusación.
Elon Musk desestimó la acusación. | Fuente: AFP

El multimillonario Elon Musk podría tener una distracción en medio del alargado proceso de compra de Twitter.

Business Insider reveló que su compañía SpaceX pagó US$ 250 mil a una aeromoza en 2018 como paquete de despedida tras acusar a Elon Musk de acoso sexual.

La denuncia de acoso sexual contra Elon Musk

Una mujer que trabajaba por contrato como miembro de la tripulación de la flota corporativa de SpaceX acusó a Elon Musk de exponer su pene erecto, frotar su pierna y ofrecerle “un caballo” a cambio de un masaje erótico, indicó Insider.

Todo esto sucedió en 2016. La mujer fue animada a tomar “cursos de masajes” luego de aceptar el trabajo en SpaceX, ya que le aseguraron que eso le “aseguraría más contratos”.

En un vuelo a Londres, Elon Musk llamó a la aeromoza a un área privada de un avión corporativo para que le dé un masaje.

El CEO de SpaceX se encontraba desnudo, con una hoja tapando la parte inferior de su cuerpo. Según indicó la mujer, Elon Musk “expuso sus genitales, la tocó y ofreció comprarle un caballo (la aeromoza montaba caballos) si ‘hacía más’”.

La aeromoza ignoró los avances de Musk, pero luego vio que le programaban menos vuelos, algo así “como un castigo”.

En 2018 la mujer contrató un abogado laboralista y mandó una queja a Recursos Humanos de SpaceX, contando todos los detalles.

Tras una sesión con un mediador, a la que el mismo Elon Musk asistió, SpaceX y la mujer acordaron un pagó de US$ 250 mil con la condición de que no haga ninguna demanda, además de firmar un restrictivo contrato de confidencialidad sobre todo lo relacionado a Elon Musk, SpaceX y Tesla. Irónico que venga de un autoproclamado defensor de la libertad de expresión.

Business Insider pudo enterarse del caso luego de que una amiga de la mujer, que la apoyó durante la queja en 2018 y que no está sujeta a ningún contrato de confidencialidad, reveló los detalles.

Elon Musk respondió

Elon Musk respondió por correo electrónico a Insider.

“Si estuviera inclinado a cometer acoso sexual, sería poco probable que esta sea la primera vez en mi carrera de 30 años que salga a la luz”, respondió.

Musk aseguró que se trata de algo “políticamente motivado”.