El desarrollo de videojuegos es un trabajo que requiere grandes dosis de creatividad, tiempo y dinero, pero que muchas veces cunado estos ingredientes no se combinan bien surgen productos defectuosos, inestables y sobre todo destinados al fracaso.

Ejemplos como el videojuego "E.T. El Extraterrestre" para la consola Atari demuestran que este es un mercado volátil y que por falta de comunicación, marketing o cuestiones meramente técnicas incluso pueden llevan a la bancarrota a toda una corporación.

En esta galería conoce los diez peores fracasos en la historia de los videojuegos.