En la víspera, el Nobel de Física 2013 distinguió al británico Peter W. Higgs y al belga François Englert por teorizar sobre la existencia del bosón de Higgs, a través del que las partículas subatómicas obtendrían masa y clave para entender el universo.

A este mecanismo se le atribuye la propiedad de atraer y mantener juntas al resto de partículas elementales que conforman la materia visible del universo y es "una parte central" del modelo estándar de la física elemental "que describe cómo está construido el mundo", señaló en su fallo la Real Academia de las Ciencias Sueca.

Englert, junto con su fallecido compatriota Robert Brout, y Higgs propusieron por separado en 1964 sus teorías sobre lo que popularmente se conoce como "la partícula de Dios" y que durante décadas ha constituido uno de los mayores enigmas de la física.

En esta galería te ayudamos a disipar algunas dudas en torno al aún esquivo bosón de Higgs.