El nuevo iPhone SE se perfila a un éxito en ventas de Apple
El nuevo iPhone SE se perfila a un éxito en ventas de Apple | Fuente: Apple | Fotógrafo: Composición de RPP

Por mucho tiempo, Apple nos mantuvo a la espera de un sucesor para el iPhone SE, una de las estrategias más inteligentes en el mundo móvil. Con ese primer equipo, la marca de la manzana pudo hacerse un espacio importante en el mercado de smartphones bajo una fórmula sencilla y deseada: un diseño clásico para un corazón potente. En esa ocasión, tuvimos un case de iPhone 5 que llevaba el corazón del iPhone 6S. Ahora, esta filosofía en construcción vuelve a cobrar vigencia en el 2020. Estos son los detalles que debes saber del iPhone SE 2020.

El pequeño “Frankestein” de Apple. Hablamos de tres equipos resumidos en un lanzamiento. Por un lado, la parte delantera nos evoca a un iPhone 8 o “pre X”, con la relación de aspecto 16:9 en cuerpo pequeño y que elimina el puerto para audífonos. Por detrás, el sistema de cámara simple nos acerca al iPhone XR, la edición más económica de la firma en 2018. El tercer modelo se aloja dentro: el mismo chipset del iPhone 11 se aloja en la placa madre, entregando vitalidad a cada proceso.

Puro software para la cámara. A diferencia de los nuevos arreglos de lentes en Apple, este equipo cuenta con una sola cámara de 12 MP de apertura 1.8 en la parte trasera, lo más cercano a la experiencia que tuvimos con el iPhone XR. Adelante, el SE lleva una cámara de 7 MP. Con esto, la calidad de fotos y videos dependerán, necesariamente, del trabajo que pueda llevar a cabo el potente chipset A13. Incluso la promocionada función “retrato” que el equipo ofrece en ambos lentes.

De vuelta a paneles pequeños. Uno de los detalles más alucinantes de este nuevo modelo es el retorno a las pantallas menores a las 5 pulgadas y en el formato 16:9, que fue empujado al exilio desde hace tres años. Si bien parece un retroceso, hay millones de usuarios en el mundo que cuentan con una propuesta de este tamaño en el mundo de hoy.

De regreso a los botones. No hay notch, ni toques extra al botón de bloqueo. Regresamos al confiable Touch ID con motor háptico bajo el borde inferior. Para muchos, el uso de gestos aun es algo incómodo – gustos, evidentemente – pero es interesante ver que este tipo de gestiones tiene un público interesado. En tiempos de cuarentenas y mascarillas, el reconocimiento facial no juega a favor del usuario.

Larga vida, en teoría. El chip A13 Bionic ha demostrado, con creces, que maneja la autonomía como un titán. He tenido la oportunidad de probarlo en el iPhone 11 y en la versión Pro Max, y me ha dado gusto ver cómo estas innovación dosifica muy bien la energía. En este caso, Apple apuesta por carga inalámbrica y un cargador de 5 watts en la caja, pero no dudo en que tendrá compatibilidad con los cargadores más veloces de la firma.

IP67, Wifi 6 y soporte para eSim. Detalles adicionales hay, y varios. Esta nueva generación de teléfonos incluye mayor conectividad, un nivel de protección muy bueno y un largo tiempo de actualizaciones. La variante de 128GB me parece más que suficiente para un modelo de etas condiciones, aunque si eres fan del 4K el de 256 no está muy lejos en costos.

¿Gama media difícil? Un poco. El contexto frente al 2016 y el SE original es muy distinto. Xiaomi arremete con fuerza en esta categoría, y hasta el Pixel 3a XL del año pasado o el futuro 4a se ponen atractivos. Este equipo transita entre la gama media y media alta, pero tiene algunas ventajas: iOS 13, carga inalámbrica, protección contra el agua, un año gratis de Apple TV+ y excelentes sensores fotográficos a 399 dólares. La desventaja radica en su almacenamiento limitado, el tamaño del panel frente a la competencia y menos lentes.

Habrá que probarlo.

Sepa más: