El Huawei Nova 4 sería el primer teléfono de la compañía china en contar con una pantalla agujereada | Fuente: YouTube

Vamos cerrando el 2018, y el nuevo catálogo de teléfonos va emergiendo entre filtraciones y patentes presentadas. La tendencia se va aclarando, y hoy podemos diferenciar hasta cuatro tipos de panel que se integrarán a los smartphones del otro año. Todas estas variantes han sido parte de una evolución, que tiene como ideal el esperado “teléfono sin bordes”, un concepto futurista cada vez más cercano.

¿Cuándo creció el interés por los paneles?

El iPhone 2007 abrió el camino al contenido multimedia en los teléfonos | Fuente: WIRED

A decir verdad, fue un cúmulo de situaciones. Cuando llegó el iPhone al mercado, allá por el 2007, los teléfonos no eran los centros de entretenimiento que son ahora. La resolución de pantalla no era una variable que considerar por el usuario, y daba casi lo mismo una pantalla de 256 colores o uno blanco y negro. El iPhone propició la llegada de aplicaciones, y el streaming encontró una enorme oportunidad ahí.

Esa demanda por contenido generó una demanda considerable de calidad. En ese momento, también, llegó la alta definición al mundo, comenzó la masificación de YouTube, el WiFi estaba disponible en lugares públicos, y los hábitos de consumo de video migraron del televisor y la PC a la pantalla del smartphone. Eso empujó, de a pocos, gran parte de esta tendencia. La llegada de la Tablet, y el formato intermedio “phablet”, evidenciaron en poco detalle en esos primeros paneles IPS.

El Note Edge de Samsung propuso el camino de las pantallas curvas | Fuente: Samsung

En esta década, el primer cañonazo de guerra vino desde Samsung, con sus paneles AMOLED. A diferencia de la tecnología de ese momento, que superaba la tecnología resistiva para implementar lo multitáctil, el contraste duro y la intensidad de colores posibilitaron el despegue de una tecnología que hoy se ha vuelto masiva. Incluso, los surcoreanos comenzaron a derribar los bordes impuestos por el iPhone, extendiendo el panel frontal más allá de las 5 pulgadas. Pensar que, en 2018, 5 pulgadas es una pantalla considerada “pequeña”.

La experimentación con las pantallas encontró en la curva un aliado tremendo para el diseño integral. El Note Edge, presentado en 2014, fue el inicio de un camino largamente recorrido por diferentes marcas. Al mismo tiempo, LG comenzó a buscar curvas más creativas en su línea “Flex”, creando paneles ligeramente cóncavos para mejorar la experiencia multimedia y el agarre. Las pantallas ligeramente curvas son, hoy, la piedra angular de lo inmersivo en smartphones.

El notch fue la tendencia evidente del 2018 | Fuente: RPP

Ya luego el notch llegó como el camino intermedio al panel sin bordes, pero sacrificando un espacio valioso. Esta ceja sobre pantalla se ha vuelto la tendencia más clara del 2018 en pantallas, empujadas por el lanzamiento del iPhone X en 2017. En Android, la presencia de esta muesca ha tenido variantes de tamaño, y algunos constructores han encontrado la manera de esconderlo mediante software, un truco que funciona mejor en pantallas OLED.

¿Qué nos espera en 2019?

El ZTE Axon M ha sido uno de los primeros en experimentar con los paneles dobles | Fuente: RPP

El mercado volverá a girar, sin duda, a algunas tendencias que ya han sido evidenciadas. Estas variables, o caminos al panel sin bordes, han comenzado a sonar con fuerza. Incluso, ya hay dispositivos confeccionados, o prototipos mostrados en públicos que nos dan una idea clara de lo que esperaremos este 2019:

El Samsung A8S es el primer modelo en llevar el diseño "Infinity O" | Fuente: AllAboutSamsung

Pantalla agujereada. Es lo primero que veremos, incluso antes que acabe el año. En este caso, el agujero de la pantalla alojará la cámara delantera, y otros microsensores que se puedan añadir en poco espacio. Huawei ha anunciado la presentación del posible Nova 4 con pantalla agujereada, mientras que Samsung ha presentado una patente con varios modelos de panel. Ahora, Lenovo ha anunciado que su nuevo Z5s tendrá este panel.

Así lució el prototipo del teléfono con pantalla plegable de Samsung | Fuente: SamsungCentral

Pantalla plegable. Royole dio el primer aviso de la tendencia, pero ha sido Samsung la que ha abierto los ojos al mundo acerca de este nuevo formato, cuando presentó en el SDC 18 su prototipo funcional. Huawei ha anunciado que ya tiene listo un equipo de pantalla flexible, y compatible con 5G. Ahora Oppo ha sido la marca que se suma a esta tendencia de paneles que convierten un teléfono en Tablet.

Nubia X es uno de los pocos teléfonos con pantalla doble | Fuente: GSM Arena

Doble pantalla. Esta tercera variable no es nueva, pero hay un par de compañías que han apostado por colocar una pantalla de menor resolución en la parte trasera, y así contar con un panel sin bordes. La idea es que, al tener una pantalla trasera completamente funcional, pero de menor resolución, ya no se necesita la cámara delantera. Nubia y Meizu han optado por este camino.

Pantalla sin bordes con sistema retráctil. Los sistemas mecanizados de cámaras en el borde superior se están volviendo populares. Ha sido el camino alterno que escogieron Vivo, Xiaomi y Oppo durante este año, pero posiblemente veamos sensores que emergen del borde, o sistemas “slider” que esconden la cámara selfie.

¿Qué opinas?