La Asociación GSM agrupa a más de 1000 empresas relacionadas con las telecomunicaciones a nivel global
La Asociación GSM agrupa a más de 1000 empresas relacionadas con las telecomunicaciones a nivel global | Fuente: RPP

La Asociación GSM, la organización que reúne a más de 800 operadoras de telefonía a nivel global, se ha pronunciado sobre el inicio del bloqueo masivo de un millón de teléfonos con IMEI inválido programado para este 19 de setiembre.

En la misiva, enviada a Rafael Muente, presidente del Consejo Directivo de Osiptel, la Asociación alerta sobre las consecuencias negativas que podría ocasionar la ejecución del Decreto Legislativo 1338, en donde se enmarca este bloqueo de teléfonos anunciado por el gobierno.

Este es el comunicado emitido por GSMA:

 

 

Septiembre de 2018, Buenos Aires, Argentina

 Sr. Rafael Muente

 Presidente Consejo Directivo

Organismo Supervisor de Inversión privada en Telecomunicaciones - OSIPTEL

República del Perú

 De mi mayor consideración,

 Me dirijo a usted en nombre de la asociación global de operadores de comunicaciones móviles, GSMA , para manifestar nuestra preocupación por las potenciales consecuencias negativas que podría la entrada en vigencia el Decreto Legislativo No. 1338, sobre los consumidores peruanos.

 Es nuestro deseo, poner la GSMA a disposición de la Presidencia, del Ministerio del Interior, del Ministerio de Comunicaciones y Transporte y del OSIPTEL -con quienes cooperamos desde hace años- para contribuir al esfuerzo en la lucha contra el robo y la proliferación de dispositivos móviles adulterados. Los aportes de la GSMA son resultado de la interacción continua on gobiernos, nuestros más de 1000 miembros (operadores y proveedores), organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales, think tanks, entre otros.

 En primer lugar, es importante enumerar dos hechos que nos preocupan tanto como a las autoridades:

 La adulteración del identificador del terminal móvil (IMEI), es una práctica común de los grupos criminales para evadir el bloqueo sobre el IMEI original del equipo, que es realizado por los operadores al ser notificados del robo. - Existe también los dispositivos falsificados, equipos de baja calidad fabricados sin cumplir el estándar de identificación de terminales global de la GSMA. Es importante destacar que no existe prohibición alguna que impida que estos dispositivos puedan ser importados, comercializados y adquiridos legalmente en Perú en la actualidad.

 Estos problemas han aumentado significativamente en América Latina en los últimos años, debido al incremento en la adquisición de dispositivos móviles y en particular a la masividad del acceso a teléfonos inteligentes. De acuerdo a la OECD, uno de cada cinco dispositivos puede ser falsificado. El sector público y el privado a lo largo y ancho de la región, trabajan colaborativamente contra el mercado negro y el crimen vinculado con el robo de dispositivos y el uso de terminales robados.

 Nos gustaría destacar algunos puntos vinculados al potencial riesgo sobre los consumidores de avanzar con el mencionado Decreto Legislativo. Debe prestarse especial atención al hecho de que por limitaciones de los estándares de industria actuales no es posible distinguir los dispositivos falsificados con IMEI inválidos de los adulterados. Ante esta realidad, imponer un bloqueo de terminales con IMEI inválidos, afectará tanto a los usuarios con terminales adulteradas como también a aquellos que hayan adquirido equipos falsificados o de baja calidad, de buena fe y cumpliendo todas las normativas legales vigentes.

 Para mitigar el impacto de semejante medida que puede entenderse injusta hacia los usuarios, la práctica globalmente utilizada consiste en realizar campañas de información en plazos prudenciales para que los usuarios afectados tomen conocimiento de su situación con anterioridad a la aplicación de medidas inhabilitantes. De este modo, se les da la oportunidad de minimizar los perjuicios a los que pudiesen verse sujetos. A modo de ejemplo, Argentina ofreció una amnistía para todos los teléfonos con IMEIs adulterados, de manera que siguiesen activos mientras mantengan la misma SIM (número telefónico y operador).

 Adicionalmente, resulta una medida inédita la inhabilitación de la línea, dado que el objeto de la medida es impedir la utilización de un equipo irregular, no de los servicios móviles. Por el contrario, deberían tomarse todas las consideraciones, como el preaviso antes mencionado, para que en lo posible no se vea afectada la capacidad de los usuarios de acceder a los servicios móviles.

 Por último, llama particularmente nuestra atención, el requisito de la devolución del equipo. No hay referencias en el mundo de una medida similar. Especialmente cuando, por los motivos arriba mencionados, esto podría significar la expropiación sin compensación, de un bien legalmente adquirido.

 Por todo lo anterior, nos gustaría destacar algunos elementos a tener en consideración:

  1. No existe una medida única efectiva para poder combatir el robo y la falsificación de terminales.
  2. Debe contemplarse una solución integral y abordarla de manera coordinada de acuerdo a la responsabilidad que cada pilar tenga.
  3. Será de vital importancia concientizar a los usuarios para involucrarlos activamente en la lucha contra los delitos vinculados con los teléfonos móviles.
  4. Promover el uso seguro de los servicios móviles a través de medidas proactivas para la protección del usuario, de actividades ilegales y perjudiciales vinculadas al uso de teléfonos móviles o facilitadas por estos La visión de la industria propone trabajar en colaboración con otros organismos para encontrar soluciones multilaterales adecuadas:

 En resumen, comprendemos y compartimos la preocupación por la seguridad ciudadana. Es por ello que acercamos estas observaciones con la intención de que el trabajo en afianzarla no implique impactos negativos, que pudieran ser mitigables con medidas simples y proporcionadas.

Quedamos a su disposición para colaborar en lo que considere, extendiendo un respetuoso saludo.

 

Sebastian M. Cabello
Director, GSMA América Latina