Los drones, actualmente, demuestran ser muy útiles en filmaciones tanto como en otros campos del rubro comercial. | Fuente: Máquina Voadora

(Agencia N+1 ).La famosa playa portuguesa Praia do Norte es conocida por su oleaje: en aquel lugar, se han visto olas de más de 30 metros de altura, siendo uno de los puntos favoritos de los surfistas más temerarios. Aquel día, el surfista profesional brasileño Pedro Vianna atrapó una ola gigantesca pero rápidamente perdió el equilibro y cayó de su tabla.

Lo que ocurrió después, fue una de las escenas de rescate más alucinantes que quizás hayas visto en tu vida, tomada gracias a un dron de los productores de Máquina Voadora. Antes de empezar el drama, Vianna iba a unos 70 km por hora en su tabla, escapando de la ola perseguidora de una forma bastante espectacular, demostrando un formidable dominio de si mismo y de la técnica de surfeo.

El rescate

Pero la naturaleza pudo más y ola le sobrepasó en velocidad. Fue allí cuando su compañero Lucas Chianca llegó en una moto acuática a recogerlo antes de que sea arrasado por la siguiente ola. Vianna se aferró a una tabla de remolque trasera sujeta a la moto, y ambos se alejaron a toda velocidad intentando escapar de la gigantesca espuma que se acercaba. Sin embargo, Chianca perdió el control de forma súbita y cayeron mientras otra ola enorme los empezaba a amenazar.

Los caídos no pudieron evitar la feroz revolcada, y cuando luchaban por recuperarse y evitar ser nuevamente arrasados, apareción Everaldo Teixeira, un tercer surfista, quien montado en otra moto acuática llevando a cabo un rescate impresionante en dos momentos. La tranquilidad de Teixeira fue crucial en las maniobras salvadoras. La escena aparece en un cortometraje documental, llamado The Big Ugly, como parte de una selección oficial del Festival de Filmaciones de Drones de Los Ángeles que se realiza esta semana.

Lucas Chianca fue al rescate de su amigo.
Lucas Chianca fue al rescate de su amigo. | Fuente: The Big Ugly
Sepa más: