WhatsApp está en la mira de Google y Samsung
WhatsApp está en la mira de Google y Samsung | Fuente: RPP

Una nueva guerra podría desatarse en el difícil terreno de la mensajería instantánea. Google y Samsung han anunciado un acuerdo en el que ambas empresas adoptarán el estándar RCS (Rich Communication Services) en Samsung Messages y Google Messages. Este acuerdo permitirá el uso de texto enriquecido con datos adicionales, como videos y fotografías, y buscará prescindir de servicios de terceros, como la popular WhatsApp.

Este formato RCS reemplazará al tradicional SMS o mensaje de texto, añadiendo más posibilidades de comunicación entre dispositivos. Con esto, ya no necesitarás instalar una aplicación para poder comunicarte con otro número, a diferencia del ecosistema que Facebook posee, como Messenger y la misma WhatsApp.

Esto no es una actualización que recibirá un teléfono, sino un cambio de estándar impulsado por Google y las operadoras. De hecho, Microsoft está interesada en implementar el RCS en Windows 10, y hay más de 50 empresas de telecomunicaciones apoyando este nuevo sistema de mensajería, pero aun no cuentan con el respaldo de Apple.

Google ha intentado figurar en este tipo de sistemas, pero no ha tenido éxito. Aplicaciones como Allo y Duo no han sabido capturar el interés de los usuarios, que han optado por entornos distintos. iMessages en iOS suele ser muy fuerte entre los usuarios de iPhone, y WhatsApp sigue sienfo el referente en estos sistemas.

¿Qué diferencia hay entre RCS y WhatsApp?

Para empezar, no necesitas instalar nada en tu teléfono para usar RCS. La idea es que será un sistema que reemplace al SMS tradicional, pero estará fortalecido con mensajes multimedia, casi como una evolución más sana del MMS. Además, no necesitas ingresar en un registro para validar credenciales en un sistema.

Por el lado de WhatsApp, las ventajas diferenciales son la gratuidad del servicio. No interesa si usas wifi o datos, no existe un sobrecosto del servicio. Además, cuenta con un sistema de cifrado muy complejo, a diferencia de los SMS tradicionales que no cuentan con cifrado de unto a punto por el momento. Y otro factor es la popularidad de este sistema a nivel global, pues cuenta con 1 500 millones de usuarios activos al mes.