No hay duda que tomar una selfie de noche es un reto para los smartphones de hoy | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: SolStock

Las cámaras delanteras de los teléfonos han ganado relevancia. Para muchos, incluso, es el factor determinante para comprar un nuevo teléfono; y son muchos los que comienzan la inspección de un celular encendiendo la cámara para selfies. Cabe resaltar que este formato no es tan antiguo en smartphones. Es entre el 2012 y 2013 que la cámara delantera deja de ser usada exclusivamente para videollamadas y se implementa como sensor para la aplicación nativa de cámara.

Los ambientes más luminosos ayudan a obtener resultados muy buenos con la cámara delantera | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: ilovemayorova

¿Por qué las fotos de noche salen tan mal en mi teléfono?

Recordemos que la fotografía es luz, pero no en un sentido metafísico. Simplemente, la fotografía es la capacidad de capturar un momento de luz mediante un soporte. Hace años, ese soporte era el rollo fotográfico, el que era velado con la luz que ingresaba mediante la acción mecánica dentro de la cámara luego de pulsar el botón de disparo. Ahora, ese rollo fotográfico ha sido desplazado por u sensor electrónico, que cuenta con varios píxeles por los que ingresa la luz.

En el caso de las fotos de noche, el modo automático de una cámara compensa valores de exposición y busca la manera más eficiente de detectar la mayor cantidad de luz. Para eso, realiza estos tres pasos: abre al máximo el lente para el ingreso de luz, amplia radicalmente el tiempo de fotografía y aumenta la sensibilidad del sensor para recoger la mayor cantidad de luz en el disparo. La primera es deducible, pero las otras dos son muy técnicas y generan dos situaciones desagradables: las fotos salen barridas y con granos o ruido fotográfico.

En el caso de las cámaras delanteras, los sensores que llevan no son mejores que en la cámara principal, por lo que sufre más para conseguir una foto decente con poca luz. Por eso, algunas recomendaciones para tus selfies de noche.

Trata de aprovechar las fuentes externas de luz para mejorar tus selfies | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Youngoldman

Sí o sí debes buscar una fuente de luz. Sé que es difícil buscar una fuente de luz en una discoteca o una reunión a velas, pero es la primera gran recomendación. Acércate a una fuente de luz, un panel luminoso o un fluorescente, y ponte frente a él. Levanta el teléfono unos 45 grados de tu rostro y dispara la foto.

Usa el flash de un amigo. Las cámaras delanteras adolecen, en algunos casos, de un flash LED que los acompañe. Eso, sin embargo, es una buena noticia. El flash delantero suele tirar el color de las fotos al azul, y las fotos suelen verse más borrosas. SI usas el teléfono de un amigo y usas el flash de su cámara principal como linterna, ubica la luz a 45 grados en diagonal de tu rostro, para que quede un poco de lado. Ya con esa luz fija, tómate la selfie siguiendo los pasos anteriores.

Hasta 45 grados puedes levantar el teléfono para un buen ángulo de seflie | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: martin-dm

Usa el temporizador. La mejor manera de tomar una fotografía planificada es utilizar el temporizador integrado en la aplicación. A más personas en la toma, más segundos deberás considerar. La idea es que puedas encontrar una posición adecuada para poner el teléfono, y luego puedas disparar con libertad. El temporizador te dará tiempo de corregir el encuadre y la luz.

Limpia el lente. Quizás suene obvio, pero es la recomendación más fácil de olvidar. La tapa delantera del teléfono suele acumular grasa del rostro o las manos, y esa grasa puede dejar rastros sobre el lente. En algunos casos, el lente está bajo la tapa de vidrio y es más sencillo de limpiar, pero otros están dentro de un agujero en el panel, y es más difícil de limpiar. Asegúrate de limpiar el lente con la ropa o un pañuelo antes de disparar la foto.

Estos aros de luz ayudan a iluminar el rostro para las selfies en la oscuridad | Fuente: DHGate

Usa un anillo de luz. Este gadget se ha vuelto muy popular, y te permite una mejor iluminación para la luz. Es un accesorio que no necesitas colocar siempre en el teléfono, así que te vendrá bien ponerlo cuando realmente lo necesites. La idea es que estos gadgets te dan un ligero boost de claridad a la toma.

Trata de usar la cámara trasera. Sé que es lo más difícil de hacer, ya que no tenemos referencia sobre lo que estamos fotografiando, pero la calidad que obtendrás será superior a la del lente delantero. Sin duda. Si cuentas con un telefono con tapa trasera de vidrio, ten como referencia tu nariz en medio del panel y que tus ojos se pierdan ligeramente por el borde superior. Así podrás encuadrar tu rostro en la toma.

¿Qué opinas?