Celular en arroz
El mito está bien extendido y es muy usado hasta la actualidad. | Fuente: The happening

Cuando un celular generalmente cae en agua, existe una solución inicial que salta de muchas personas: ponerlo en arroz. Pero, ¿realmente ayuda al equipo?

Cada vez más marcas de celulares están aumentando protocolos de seguridad en sus unidades pensando en estas situaciones. Sin embargo, los que reciben estas certificaciones suelen ser equipos de gama alta, dejando al resto sin muchas opciones al respecto.

Además, si bien los teléfonos nuevos se anuncian como "resistentes al agua", esto no significa que sean a prueba de agua o totalmente inmunes al agua. La resistencia al agua solo implica que el dispositivo puede soportar cierta exposición al agua antes de que ocurra un daño sustancial.

Ya con anterioridad algunos estudios han puesto a prueba el mito del arroz para celulares que hayan sido sumergidos en agua, intencional o casualmente. Y la mayoría de ellos no han sido tajantes con dicha afirmación.

Entonces, ¿qué hacer?

Desde The Conversation, se señalan un par de pasos que pueden ayudar a que el equipo pueda revivir tras la caída en el agua, intentando amortiguar todos los daños que se puedan realizar.

  1. Apagar el dispositivo inmediatamente y no presionar ningún botón
  2. Si el teléfono es resistente al agua y se ha derramado o sumergido en un líquido que no sea agua, tanto Apple como Samsung recomiendan enjuagarlo sumergiéndolo en agua corriente sin gas (pero no bajo un grifo abierto, lo que podría causar daños)
  3. Seca el teléfono con toallas de papel o un paño suave
  4. Agite suavemente el celular para eliminar el agua de los puertos de carga, pero evitando agitarlo enérgicamente, ya que esto podría esparcir aún más el líquido en el interior
  5. Retira la tarjeta SIM
  6. Usa aire comprimido en aerosol para soplar el agua si tienes uno. Evita el uso de un secador de pelo caliente, ya que el calor puede romper los sellos de goma y dañar la pantalla
  7. Seca el teléfono (y especialmente los puertos) frente a un ventilador
  8. Deja el celular en un recipiente hermético lleno de paquetes de gel de sílice (esos paquetes pequeños que recibe dentro de zapatos y bolsos nuevos) u otro agente secante. Estos ayudan a absorber la humedad
  9. No cargues el teléfono hasta que esté seguro de que está seco. Cargar un dispositivo con líquido aún en su interior o en los puertos puede causar más daños. Apple sugiere esperar al menos cinco horas una vez que un teléfono parece seco antes de cargarlo (o hasta que la alerta desaparezca)

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.