La venta flash resultó en el enojo de los usuarios. | Fuente: Xiaomi

Imagina que una compañía te ofrezca un smartphone nuevo por apenas una libra esterlina (US$ 1.26 al cambio actual). Esta fue la oferta presentada por Xiaomi para celebrar su llegada a Reino Unido. Sin embargo, los clientes no estuvieron felices.

¿Por qué? La compañía programó en noviembre cuatro “ventas flash” web de su modelo Mi 8 Lite, valorizado en 279 libras esterlinas (US$ 351). La gran mayoría de usuarios se dio cuenta de que el producto estaba fuera de stock cuando quiso comprarlo. Xiaomi explicó que solo había 10 en venta y por orden de llegada.

Un programador denunció en Twitter que la promoción era una estafa, ya que aseguró que la página estaba programada para mostrar “Fuera de stock” automáticamente a los clientes que intentaban hacer la compra.

El término de “venta flash” también causó controversia, ya que en otros mercados como el español Xiaomi hizo una promoción similar, pero ofreció 50 unidades a un euro (US$ 1.14), en vez de las 10 que dispuso el Reino Unido.

La BBC informó que la entidad de investigar la publicidad en Reino Unido intervino y constató que los términos de la venta no estaban mencionados en la página principal, sino “enterrados” en una página aparte. Por ello, pidió mayor transparencia ante sus clientes.

Xiaomi reconoció que llamar “venta flash” a la dinámica fue algo equivocado, ya que pudo confundir a las personas ansiosas por adquirir a uno de sus equipos.

¿Qué opinas?